Sigue la polémica de Lulu, la aplicación que las mujeres usan para votar a los hombres

Con etiquetas como “éste siempre paga“, o “#trespiernas“, los hombres siguen siendo votados muchas veces sin su conocimiento. La aplicación Lulu, de la que hablamos algunos días después de haber entrado en Brasil queriendo imitar el éxito que tiene en Estados Unidos, está cosechando una gran polémica en el país, donde las leyes son bastante diferentes que las de Estados Unidos.

El funcionamiento es sencillo: cualquier usuaria puede obtener el perfil de sus contactos de Facebook y votarles de forma anónima para describirles en varios aspectos, incluyendo el desempeño íntimo. Esta violación a la privacidad fue la causante de que el Ministerio Público tomase acciones para prohibir la implantación de dicho proyecto en el país, pidiendo explicaciones tanto a la empresa responsable de Lulu como a Facebook.

El caso es que mientras la aplicación anda en la cuerda floja, los brasileños han empezado a hacer sus proyectos para responder a la fiebre del voto femenino:

– Se ha creado la aplicación Tubby, la versión masculina de Lulu, en la que los hombres podrían votar a las mujeres enfocándose, precisamente, en el punto más polémico: las relaciones íntimas. Por supuesto, la aplicación ha sido prohibida por la justicia después de recibir varias denuncias de asociaciones que defienden el derecho, la igualdad y la dignidad de las mujeres en Brasil (asociaciones que también están en contra de lo que ofrece Lulu). En la decisión judicial se prohíbe también a Apple y Google que divulguen la aplicación en sus markets correspondientes, así como a Facebook que se permita el acceso de Tubby para recoger las informaciones de los perfiles.

– Se ha creado el sitio notanolulu.com que permite ver la nota que las mujeres nos han puesto, sin necesidad de que tengamos que instalar la aplicación para verificar dicho número.

– Se ha creado la aplicación LuluFake, un proyecto que mejora la reputación de los hombres en la aplicación Lulu. Los interesados pagan para que la nota del sistema sea alterada con “votos falsos”, permitiendo pasar de la situación de la izquierda de la imagen a la situación de la derecha.

lulufake

Y la historia continua, recordando siempre que “El derecho de uno termina donde comienza el del otro”, y eso se aplica dentro y fuera de Internet.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.