Avanza proyecto de ley en Brasil para reducir más impuestos a las Startups

En Brasil las microempresas pueden incluirse en el programa Simples Nacional, un sistema que agrupa los diferentes impuestos existentes en uno solo al mismo tiempo que reduce la carga tributaria de las que están naciendo y necesitan la mayor parte de lo facturado para poder seguir creciendo y generar puestos de trabajo.

Ahora, se está aprobando un nuevo proyecto según el cual las startups no necesitarán pagar impuestos federales. Se trata del proyecto de Ley 321/2012, del senador José Agripino (DEM-RN), que crea el Sistema de Tratamento Especial a Novas Empresas de Tecnologia (SisTENET), siendo posible inscribirse para evitar dicho impuesto durante dos años y ampliar después a dos años más. Terminados los 4 años, la startup entra directamente en el mencionado Simples Nacional, teniendo aún ventajas fiscales de varios tipos. El proyecto nace después de analizar que los primeros 4 años de vida de una startup son los más importantes, cuando se determina si el proyecto se transformará realmente en una empresa capaz de generar empleo en el país.

Brasil

© 4designersart - Fotolia.com

Como Startup en Brasil se considera la empresa que tenga como máximo 4 empleados contratados y con facturación bruta de hasta 30.000 reales por trimestre (poco más de 12.000 euros), enfocadas en tecnología, redes sociales, buscadores, creación de software o hardware, etc.

Un gran cambio para un país que invierte poco en innovación. Según comentan en Globo:

Mientras Finlandia reserva 2,7% de su PIB a estas iniciativas, y en Estados Unidos un 2,2%, en Brasil solo se llega al 0,63%.

El proyecto ya ha sido aprobado en la Comissão de Ciência e Tecnologia, todo indica que será una realidad en breve.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.

2 comentarios

  1. maria

    estudiar gratis y virtual gracias

  2. Me parece excelente, Ojala muchos países siguieran ese ejemplo y no empezaran a cobrar impuesto a un negocio que apenas está creciendo!