Los peligros de usar Google Imágenes o Wikimedia para ilustrar nuestros trabajos

Por en Banco de imágenes

26/11/2012



Cuando escribimos un artículo, creamos un encabezado o ilustramos cualquier sección de nuestra web tendemos a buscar contenido gratuito de buena calidad que ayude a atraer la atención de nuestros visitantes o clientes. La tentación de acceder a la enorme cantidad de contenido de imágenes en Google o a la supuesta garantía de Wikimedia para encontrar fotografías “de libre uso” es enorme, pero tenemos que controlarnos para evitar problemas.

Las personas que han creado la fotografía que queremos incluir tienen el derecho de decidir el tipo de licencia de dicho trabajo, y esos detalles es mejor negociarlos directamente con el autor. Google Imágenes incluye filtros en su buscador para encontrar fotografías gratuitas, pero no es infalible, ya que no tiene como verificar que, efectivamente, esa foto fue publicada en ese sitio por el creador de la misma.

Si mi vecino, por ejemplo, encuentra una imagen protegida en Internet y, por desconocimiento, la publica en su blog, que tiene licencia Creative Commons para todo su contenido, Google detectará una imagen gratuita que, en realidad, no lo es, generando una información que puede causar problemas a muchas otras personas.

Algo parecido ocurre con Wikimedia. Cuando vemos una fotografía suele venir el nombre del autor y la licencia de la imagen, pero no hay garantía de que haya sido realmente el autor quien subió la imagen, ni datos de contacto del mismo para eliminar la duda. Wikimedia trabaja constantemente para eliminar a tiempo esa información falsa, pero durante los días en los que una fotografía está disponible en su portal hasta que se verifica que el usuario que la subió es realmente el autor, pueden haber muchos usos no permitidos del material obtenido.

Es por eso que es importante divulgar noticias como la de la base de fotos Creative Commons de 500px o de Flickr. Estas redes sociales incluyen canales de contacto con los autores del material, con lo que es más sencillo establecer un diálogo para garantizar que la licencia mostrada es la especificada por el autor de la misma.

Garantías al 100% nunca hay, pero si podemos entrar en contacto con el autor del material, siempre tendremos la espalda cubierta ante posibles problemas que puedan ocurrir en un futuro.

Podéis también consultar más información y bancos de imágenes en el artículo: Sobre bancos de imágenes gratuitos que publicamos en octubre.

Podéis discutir sobre este tema en la entrada correspondiente de nuestra página en Google Plus


Publicidad

Comentarios (1)

  1. JL noviembre 20, 2014

    Gracias por este estupendo artículo. No sabéis lo que me habéis ayudado en una presentación que tengo para presentar ProForDocs.

Opina y comenta