Así es la nueva bicicleta eléctrica de alta gama de la familia Trek Domane+

Publicado el

Trek Domane+ HP7

El fabricante americano de bicicletas eléctricas Trek incrementa su familia de bicicletas eléctricas Domane+ con la llegada de su tercer miembro: el Trek Domane+ HP7.

Se trata de una bicicleta eléctrica de alta gama para carretera que, de entrada, llama la atención su novedoso diseño, de estilo moderno y composición simétrica, con un cuadro fabricado en fibra de carbono mediante su tecnología patentada OCLV, pensada no sólo para ofrecer total comodidad a los propios usuarios a la hora de pedalear, sino además para ocultar de la vista todo el cableado del vehículo sin perder de vista que se trata de una bicicleta eléctrica.

Con materiales ligeros y de alta calidad

En el tubo inclinado de su cuadro existe un habitáculo que alberga su batería de tipo extraíble, la PowerTube 500, diseñada exclusivamente por Bosch para este modelo, y que cuenta con una capacidad de 500 Wh, capaz de alimentar el motor Performance Speed, capaz de generar 75 Nm de par, fabricado también por Bosch, permitiendo impulsar el pedaleo de la bicicleta hasta los 45 km/h.

Por su parte, el tubo horizontal superior tiene la particularidad de ser ajustable y puede desacoplarse del tubo vertical del sillín para mayor flexibilidad en situaciones concretas. Con un extensor de batería, se puede conseguir alargar la autonomía del vehículo para que pueda recorrer una distancia superior, aunque la compañía no ha compartido la autonomía del propio vehículo en su lista de especificaciones.

De vuelta con su velocidad máxima, este modelo se enclava en la clasificación de clase 3, muy común en los Estados Unidos, donde no existen tantas limitaciones con las bicicletas eléctricas como en el mercado europeo, cuyo límite de velocidad máximo se fijó en los 25 km/h.

Este modelo también destaca por llevar un ingenioso sistema de doble suspensión Trek IsoSpeed, perfectamente camuflado en todo el conjunto, por llevar un sistema de transmisión de Shimano de 11 marchas, en el que se ha empleado materiales ligeros y bastante resistentes, además de llevar frenos también de Shimano, con disco hidráulico de montaje plano RX400 y rotores de bloqueo MT800 de 16mm, además de contar con elementos como ruedas, sillín, manija y manillar fabricados por la firma Bontrager.

No podían faltar las luces delanteras y traseras, y a pesar de todo lo que lleva, todo el conjunto ofrece un peso máximo de 16,22 kilogramos, y al tratarse de una bicicleta de alta gama, estamos hablando de que no es un vehículo disponible para todos los bolsillos.

A este respecto se pone a la venta en los Estados Unidos al precio de los 9.700 dólares, que al cambio equivalen a unos 8.000 euros.

Crédito de imagen: Trek