Samsung desarrolla nueva tecnología que mejora el rendimiento de la IA en el dispositivo

El Galaxy S10 fue el primer móvil de Samsung en integrar una NPU ((Unidad de Procesamiento Neuronal) para inteligencia artificial, gracias al procesador Exynos 9820.  Esto confirmaba que Samsung apostaba fuerte por mejorar la experiencia del usuario con funciones potenciadas por inteligencia artificial.

Y ha seguido trabajando en esa línea, tal como mencionan en el último estudio que han compartido. Si bien ha comenzado su investigación basado en los chipsets móviles, este no es su único objetivo.

Samsung Exynos 9820

Han creado un nuevo algoritmo de aprendizaje automático que promete incrementar el rendimiento y la eficiencia energética al trabajar la IA exclusivamente en el dispositivo:

Las tecnologías de IA en el dispositivo (On-Device AI) computan y procesan datos directamente desde el propio dispositivo. Más de 4 veces más ligera y 8 veces más rápida que los algoritmos existentes, la última solución de algoritmos de Samsung ha sido mejorada drásticamente con respecto a las soluciones anteriores y ha sido evaluada como la clave para resolver problemas potenciales de computación de bajo consumo y alta velocidad

Los algoritmos y funciones basadas en inteligencia artificial consumen mucha energía, impidiendo que los recursos del CPU del dispositivo se utilicen en otras tareas. Pero utilizando una NPU dedicada, la carga al CPU sería mínimo. Es decir, requerirá menos energía y rendimiento del hardware para desempeñar las mismas tareas de inteligencia artificial.

Los nuevos avances de Samsung están perfeccionando ese proceso para mejorar el rendimiento de la IA que trabaja en el mismo dispositivo y que no depende de la nube. A diferencia de la inteligencia artificial basada en la nube, esta dinámica no solo reduciría los costos sino que también podría garantizar la protección de los datos de los usuario.

Este algoritmo ya ha sido aprobado, y según los resultados, el potencial que puede ofrecer es extraordinario. Por el momento, esta solución está lejos aún de llegar al mercado.

Crédito de la imagen Samsung

Miriam Schuager