Qué son las Tierras Raras y qué pinta China en todo esto

Han pasado ya algunas semanas desde que Estados Unidos decidiera romper relaciones comerciales con uno de los gigantes de la telefonía, Huawei, afectando la estabilidad de sus operaciones.

Desde este hecho ambas potencias (China y Estados Unidos) han entrado en una pugna por ver quien hace mas daño a la economía del otro.

Elementos Tierras raras en la tabla periódica

Elementos Tierras raras en la tabla periódica

La última jugada en este juego de ajedrez comercial llega de parte de China con las tierras raras, elementos químicos cuyas propiedades son aprovechadas en la fabricación de dispositivos tecnológicos como ordenadores y teléfonos móviles, siendo Estados Unidos uno de los principales clientes del gigante asiático en la adquisición de estos elementos.

En este sentido, China ha lanzado un ultimátum sobre Estados Unidos amenazándolo con interrumpir la exportación de tierras raras a su territorio. Esto podría resultar una situación en la que China podría obtener la ventaja tomando en cuenta que, respecto al resto de países, la nación produce un gran porcentaje de estos elementos, lo cual podría colocarle en una posición clave en el dominio del sector tecnológico frente a Estados Unidos.

En relación a esto, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma chinos declaró que “Si alguien quiere dejar de hacer uso de productos que posean tierras raras exportadas de China para contener y reprimir el desarrollo de nuestra nación, entonces nuestro pueblo no estaría feliz”. Añadido a esto, los medios estatales chinos también han dado muestras de apoyo ratificando la posición del gobierno chino en el conflicto con Estados Unidos, entre ellos el Diario del Pueblo, periódico del partido comunista.

Este medio publicó un editorial expresando que “En la actualidad, Estados Unidos sobreestima completamente su capacidad para controlar la cadena de suministro global y se debe abofetear a sí mismo cuando se alivie de su feliz e ignorante autocomplacencia”. Cabe recordar que en el pasado China ya había aplicado esta estrategia contra Japón en 2010 como consecuencia de una diferencia surgida por la disputa de unas islas, hecho que generó como respuesta por parte de China la interrupción total en la exportación de estos elementos.

Este reciente anuncio de China ha ocasionado en los últimos días que las acciones de varias compañías procesadoras de tierras raras se disparen abruptamente. Entre estas compañías se encuentra JL Mag Rare Earth cuyas acciones aumentaron un 10% en Shenzhen y Lynas, una compañía procesadora de tierras raras australiana con acciones que alcanzaron su máxima cotización en 5 años con un 15%.

Según reportes del Servicio Geológico de Estados Unidos, entre los años 2014 y 2017, China representó el 80% de todas las exportaciones de tierras raras adquiridas por Estados Unidos. Por su parte, el tabloide estadounidense Global Times manifestó en su columna que “Si China decide prohibir la exportación de tierras raras a Estados Unidos, se producirían efectos complejos, incluso incurrir en ciertas pérdidas en la propia China”, añadiendo también que, “A pesar del riesgo, China también sabe claramente que Estados Unidos sufriría mayores pérdidas en esa situación”.

Sin embargo, es posible que a pesar del daño que China espera generar sobre Estados Unidos con esta decisión, la nación norteamericana podría salir airosa debido a que su territorio cuenta con reservas de numerosos materiales de tierras raras.

Sumado a esto, China solo posee la tercera parte de las tierras raras descubiertas en el mundo, siendo que, el resto de países que comparten este privilegio podrían resultar colaboradores a la causa de Estados Unidos en obtener dichos materiales. Tomando esto en consideración, es posible que el daño causado al desarrollo tecnológico de Estados Unidos sea limitado ya que, aunque a corto plazo los precios de tierras raras vayan en aumento, esto no repercutiría directamente sobre el consumidor final al momento de adquirir un auto o dispositivo que posea tierras raras en su fabricación.

De acuerdo con un reporte publicado por Bank Of America, en Estados Unidos antiguamente se llevaron a cabo durante décadas actividades de extracción de tierras raras en la mina Mountain Pass (ubicada en California), las cuales fueron decayendo a medida que China tomaba auge en este mercado durante la década de los 90. Esto provocó que los precios de tierras raras en Estados Unidos descendieran drásticamente, perdiéndose con ello el interés de los productores occidentales en invertir en esta área, trayendo como resultado que la minara cesara definitivamente sus operaciones en 2011. Sin embargo, en el transcurso de los últimos 8 años, la mina ha mantenido actividad, aunque de manera intermitente.

Por otra parte, Estados Unidos cuenta con la capacidad para desarrollar nuevas tecnologías, así como hacer uso de materiales reciclables en sustitución de las tierras raras como alternativas para contrarrestar la restricción de China de la misma manera que lo hiciera Japón.
Estados Unidos también podría apelar a las tierras raras que Malasia produce haciendo del país un potencial proveedor oficial de estos materiales a la nación norteamericana.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.