Huawei se deshace de su negocio de cables submarinos

CABLES SUBMARINOS

Huawei ha decidido vender sus operaciones de cable submarino, cancelando así su actividad en Huawei Marine Systems, en la que Huawei tiene una participación del 51 por ciento.

La empresa conecta continentes con cables de fibra óptica submarinos, igual que han estado haciendo Microsoft, Facebook y Google durante los últimos años, y desde 2009 ha tendido ya más de 50.000 km de cable en 90 proyectos. El problema es que cada vez lo tiene más difícil para conseguir contratos, y el periódico FT cree que es debido a la sospecha de que la empresa forma parte de un plan de espionaje chino.

Según los informes, “se está convirtiendo en un entorno más difícil cuando se trata de negociar acuerdos para construir cables, porque Huawei está muy en el centro de atención”.

Ese 51% de Huawei será comprado por Hengtong Optic-Electric, otra compañía china, aunque aún no han divulgado el precio de la operación.

Ayer ya vimos que Huawei ha tenido que detener varias líneas de producción de sus teléfonos, y todo parece indicar que se trata de una bajada de demanda por parte de los consumidores debido a los dolores de cabeza generados por la inclusión en la lista negra de Trump, que privó a la compañía de su licencia de Android.

Será difícil recuperar la confianza de los consumidores, aunque seguramente hay muchas cartas que Huawei aún no ha puesto sobre la mesa, como las alternativas en hardware y software que seguramente veremos dentro de poco.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.