5 cosas que la Inteligencia Artificial puede hacer para salvar vidas

inteligencia

Prácticamente cada semana hablamos de casos en los que la inteligencia artificial juega un papel de protagonismo evidente, y hoy vamos a indicar cinco de ellos, aunque en este caso con un objetivo noble: salvar vidas.

Son casos reales y actuales, ya disponibles en algunas ocasiones, e inminentes en otras:

Detectar suicidios: En función de los contenidos publicados en un perfil de Facebook, la empresa del buen Mark es hoy capaz de identificar de forma automática si se trata de un posible suicida. Este sistema ha sido probado durante varios meses gracias a entrenamientos realizados por sistemas de inteligencia artificial para llegar a la conclusión de que determinadas frases, y fotos específicas, pueden estar indicando un problema muy serio. Con la información recogida, Facebook puede ayudar al usuario ofreciendo ayuda, como teléfonos de la esperanza o consejos para buscar ayuda especializada.

No es solo Facebook quien detecta este tipo de usuarios, también Google ha realizado algunos trabajos de este tipo, mostrando en el propio buscador el teléfono de ayuda cuando lo considera necesario.

Ayudar a evitar regiones: Si estamos conduciendo en alguna zona considerada peligrosa, durante determinadas horas, un sistema de inteligencia artificial podría avisarnos y ofrecer rutas alternativas para evitar mayores problemas. En algunos países pueden verse alertas así en aplicaciones tipo Waze, y estamos muy cerca de poder ver estas integraciones de forma silenciosa en Google Maps, lo que ayudará a que los turistas no acaben en medio de un barrio peligroso sin querer. Para determinar si una zona es o no peligrosa, basta con entrenar a un motor de inteligencia artificial con datos estadísticos obtenidos del pasado.

Diagnosticar enfermedades: es un caso que ya hemos visto en varias ocasiones. Una inteligencia artificial puede ser entrenada para identificar tumores y otros problemas a partir de radiografías, con una exactitud impresionante, agilizando el trabajo del médico que da el diagnóstico. Procesar miles de imágenes por minuto para identificar problemas es algo que el ser humano nunca conseguirá hacer, pero sí podremos filtrar los resultados positivos para ofrecer experiencia profesional.

Evitar accidentes de tráfico: Cuando los coches autónomos circulen por las calles de nuestra ciudad, la inteligencia artificial será la responsable por evitar choques con obstáculos, ya que ella será la que determine la velocidad, ruta y dirección en función de todos los datos almacenados tanto en tiempo real como en casos del pasado.

Usar asistentes para realizar avisos: Los asistentes inteligentes podrán ayudarnos a recordar revisiones médicas pendientes, o incluso a llegar a conclusiones a partir de los dispositivos que miden nuestro nivel de azúcar en la sangre, nuestra presión arterial y otras variables de nuestro cuerpo. Los asistentes salvarán muchas vidas cuando consigan procesar la información de los dispositivos conectados que llevaremos siempre encima dentro de pocos años.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.