Neurafy, creando asistentes virtuales personalizados

Neurafy

Cuando hablamos de asistentes virtuales es inevitable pensar en Alexa, en Siri y en Google Asistente, tres monstruos del sector que nos ayudan a realizar tareas básicas y a obtener información de forma rápida, pero este universo es mucho más amplio, y en Neurafy nos han ayudado a conocerlo.

Estamos hablando de una empresa española dedicada a la creación de asistentes virtuales personalizados, asistentes que ayudan a diversas compañías a realizar acciones de todo tipo en los más diversos sectores.

Hablé con ellos en su sede, en Sant Cugat, donde pude ver algunas demostraciones que ya fueron mostradas en congresos sobre Inteligencia Artificial. Desde una cafetera que funciona mediante órdenes de voz a una maqueta que muestra lo que podría ser una casa inteligente completamente conectada.

Neurafy ayuda a las empresas a digitalizarse, y la creación de asistentes de voz es solo uno de los pasos que puede dar la industria para agilizar el trabajo y hacerlo más seguro. En un proceso de fabricación de componentes en serie podría ser posible dar órdenes por voz a un brazo robótico mientras el operador realiza otra tarea, por ejemplo, aunque los ejemplos que pueden darse son prácticamente ilimitados.

Neurafy permite a los usuarios gestionar y controlar los dispositivos de forma sencilla e inteligente, a través de un mayordomo incorporado en cada hogar, los usuarios podrán comunicarse de forma natural con sus casas, realizando gestiones e incluso diagnósticos y todo ello de forma inmediata.

Neurafy usa el NLP (Natural Language Processing) para que los asistentes entiendan lo que decimos y respondan de forma natural, dando “sentido común” a las máquinas. Por otro lado, usa Machine Learning para crear un mensaje individualizado e inteligente, que aprenda solo, pero siempre extrayendo y analizando los datos de la empresa cliente para poder enfocarse en las tareas concretas que ha de realizar. Analizando estos datos (el Database) y aplicando Machine Learning, el asistente virtual es capaz de aprender por él mismo y crecer junto a la empresa.

Usando Tensorflow como cerebro de su sistema de inteligencia artificial, Neurafy mostró cómo realizan el entrenamiento de la inteligencia responsable por cada cliente, y eso es lo que realmente llama la atención. Pasar de un chatbot que responde en función de lo que se escribe, con una inteligencia secuencial, a un cerebro capaz de reaccionar ante imprevistos, no es algo sencillo, y lo pude comprobar personalmente.

Pude dar diferentes órdenes en el ordenador donde se estaban realizando las pruebas de entrenamiento para uno de sus clientes, en muchos casos contradictorias, para verificar la respuesta dada. La velocidad de reacción es bastante satisfactoria, por lo que este tipo de soluciones podrían aplicarse también en situaciones en las que el tiempo de respuesta es clave para el funcionamiento de la compañía (soporte al cliente, maquinaria industrial, etc).

Podemos aplicar el lenguaje natural para realizar acciones de todo tipo, desde comprar por Internet a controlar los dispositivos de nuestra casa, y tener soluciones personalizadas que puedan adaptarse a cada sector, es fundamental para que el concepto de Inteligencia Artificial llegue realmente a todos, no solo a los más geeks de la sociedad.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.