Crean una nueva “tinta biológica” para imprimir órganos en 3D

Millones de personas sufren actualmente en las filas de espera de donación de órganos, motivo por el cual miles de profesionales trabajan a diario buscando nuevas formas de crear órganos en impresoras 3D que puedan ayudar a los que necesitan cierta urgencia.

Son ingenieros de la Universidad de Columbia Británica (UBC) Okanagan los que han presentado una bio-tinta hecha de gelatina soluble en frío (que puede disolverse sin calor), material que ha ayudado a moldear tejidos impresos en 3D.

El hidrogel funcionó mejor que otros hechos de piel de cerdo o de pez, una técnica común actualmente, ya que permite que las células nuevas crezcan a la vez que permanecen estables a temperatura ambiente.

El problema con los materiales actuales es la inestabilidad térmica, ya que pequeños cambios en la temperatura pueden alterar mucho la viscosidad o el grosor, perjudicando su uso. La gelatina soluble en frío también es barata, lo que permite una mejor alternativa a los trasplantes de órganos tradicionales.

Ahora están analizando la posibilidad de usar los tejidos impresos ​​a largo plazo, tanto en el laboratorio como en los trasplantes del mundo real, por lo que aún falta tiempo para que podamos tener algo así en el día a día.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.