Los hogares inteligentes, ¿un simple lujo o una necesidad?

Publicado el

En los últimos meses, hemos visto como se crean cientos de equipos para ayudarnos a satisfacer algún tipo de necesidad. Esos “caprichos tecnológicos”, tienen sus puntos a favor y sus puntos en contra, por lo que cada uno debe ser analizado de acuerdo al uso que le da el usuario, ya que para algunos puede ser algo más que una necesidad, un lujo para aumentar el consumo de equipos electrónicos y disminuir el esfuerzo y nada más, para ser exactos.

casa inteligente
Imagen: depositphotos.com

Entrando un poco más en detalle, los desarrolladores de dispositivos electrónicos para su implementación en nuestro piso, nos han deslumbrado con la creación de verdaderas bestias que más de uno quisiera tener en su hogar, pero también, es evidente el observar el descontento por una parte de la población mundial, quienes no ven con buenos ojos el uso abismal de la tecnologí­a en el hogar.

Algunos de los temas sobre el hogar inteligente que muchos usuarios no apoyan

A lo largo del presente año, hemos visto como salen al mercado productos que nunca pensarí­amos que serí­an desarrollados y puestos a la venta. Inventos de gadgets para domotizar el hogar como el Foldimate, un equipo que plancha, dobla y hasta rocí­a perfume a nuestra ropa; Welle, el equipo pequeño que trabaja con comandos gestuales para encender y apagar las luces, controlar cafeteras, termostatos, altavoces, persianas, televisores y mucho más; o algún otro dispositivo que cumple perfectamente las funciones de ayudarnos a llevar una vida en el hogar mucho más sencilla.

Si bien, el paso que se ha dado al desarrollar creaciones como las anteriores es gigante, un porcentaje de la población, no muy grande pero que sí­ resalta, no apoya al 100% la entrada de equipos tecnológicos de última generación para facilitar las tareas. Sus bases, o algunas de ellas son entendibles, debido a que, entre otras cosas, mencionan las siguientes caracterí­sticas:

  • Con el uso desmedido de la tecnologí­a en el hogar, se reducirí­a significativamente el grado de productividad.
  • Las responsabilidades también serí­an afectadas.
  • Las habilidades motoras y el proceso mental no trabajarí­a lo suficiente en el tema de la domótica.
  • Las personas pasarí­an a depender de la tecnologí­a para realizar las tareas y pendientes del dí­a; aún más los jóvenes.

Expandiendo un poco lo comentado anteriormente, y sin analizar muy a fondo el tema, se puede afirmar que todo es cierto, pues la dependencia juega a favor de la tecnologí­a.

Pero ahora, el otro polo de la población, que por cierto es mucho mayor, afirma y constantemente ratifica el apoyo a las compañí­as y multinacionales fabricantes de gadgets para ayudar a llevar un dí­a a dí­a mucho más sencillo con el acompañamiento de robots y dispositivos electrónicos de primera clase.

El resultado en sencillo: es una necesidad, siempre y cuando no se excedan los requerimientos

¿Por qué es una necesidad tener equipos para domotizar el hogar? La primera razón recalcable es el lí­mite de tiempo disponible con el que cuentan muchas personas para realizar los quehaceres del hogar. Otro punto relevante es el apoyo que brindan estos dispositivos para no realizar esfuerzos fí­sicos. Además, los pequeños de la casa también se ven inmersos en el mundo de la electrónica, puesto que en unos años sabrán mucho más de lo que nosotros sabí­amos en relación a la tecnologí­a para cuando tení­amos su edad.

Conclusiones

El mantener un equilibrio entre la vida con objetos y equipos comunes y los nuevos productos tecnológicos para domotizar el hogar es indispensable para no depender al 100% de una tendencia. No es recomendable dejarle todas nuestras tareas a la tecnologí­a, y tampoco serí­a lo mejor el apartarnos por completo de ella.

También, es importante señalar el buen uso y no sobreuso que se le debe de dar a un producto con estas caracterí­sticas, ya que la llamada “pereza mental” estarí­a adueñándose de nuestra rutina en el hogar.

Publicado en
Etiquetado
Domótica

Comparte en: