Windows 10 permitirá controlar el consumo de batería de las aplicaciones en segundo plano

El equipo de Microsoft está trabajando en una nueva actualización de Windows, y de a poco va compartiendo algunas de las características que los usuarios disfrutarán.

Una de ellas, que por el momento se llama Power Throttling,  promete ayudarnos a ahorrar batería controlando el consumo de las aplicaciones que funcionan en segundo plano.

La idea es que esta función pueda detectar aquellas aplicaciones que son imprescindibles para el flujo de trabajo del usuario, para darles prioridad al momento de gestionar los recursos del equipo. Y dejar de lado las apps que no son importantes para las tareas que se están realizando.

Windows

Por supuesto, los usuarios también contarán con la opción que les permita controlar manualmente el funcionamiento de las apps, y dejar fuera de esta dinámica aquellas a las que considere conveniente. Este sistema inteligente daría como resultado un ahorro considerable de batería, tal como lo detalla el equipo de Microsoft en este enlace.

Aún esta característica está en desarrollo, así que por el momento solo es compatible con equipos que tengan procesadores Intel de sexta generación, aunque esperan pronto extender el soporte a otros procesadores.

Aquellos que participan del programa de Insider ya pueden probar esta función, y el resto tendrá que esperar hasta fin de año.

Miriam Schuager