La actualización a Windows 10 entra en su fase «más agresiva» en Windows Update

Publicado el

windows 10

Acorde a la planificación establecida meses atrás para tratar de conseguir que usuarios de Windows 7 y Windows 8.1 migren a Windows 10, esta semana, Windows 10 pasa a estar dentro de la fase de actualización «recomendada» a través de Windows Update.

Es más, tal y como señalan responsables de la compañí­a a ZDNet, es probable que aquellos usuarios que tengan las actualizaciones automáticas activas podrí­an ver como Windows Update se descarga automáticamente parte de los archivos de instalación necesarios para iniciar la migración a Windows 10 en sus equipos, aunque la migración no se llevará a cabo salvo cuando los usuarios indiquen expresamente pasar a Windows 10 reemplazando las versiones previas de Windows que han venido disponiendo en sus equipos hasta la fecha.

Además, aclara que aquellos usuarios que migren a Windows 10, sea intencionadamente o no, si no están satisfechos con dicha versión de Windows, tienen por delante un periodo de 31 dí­as para volver a las versiones anteriores de Windows en sus equipos.

De esta manera, a pesar de las crí­ticas, Microsoft mantendrá la situación de descarga de parte de los archivos de Windows 10 para favorecer que aquellos que acepten expresamente actualizar a dicha versión, tengan una actualización mucho más rápida donde tan sólo le restará descargar los archivos restantes e iniciar el proceso de actualización. Sólo los usuarios que hayan desactivado las actualizaciones automáticas no se les instará automáticamente a migrar a Windows 10