El fundador de isoHunt lanza su campaña en Kickstarter para lanzar su lí­nea de ropa Viva 10.23

Publicado el

Viva 10.23

Hace un par de meses atrás, os informamos del cierre de isoHunt, uno de los buscadores de torrents más conocidos en Internet, después de más de 10 años de actividad. Además, la propia decisión judicial que le ordena al cierre incluye una multa de 110 millones de dólares. Será una fecha que el propio fundador de isoHunt, Gary Fung, no olvidará ya que le ha supuesto un revés después de cerca de ocho años de batallas judiciales, donde al final ha tomado la decisión de rendirse, aunque por supuesto, seguirá fiel a sus propios ideales, y lo demostrará a través de una iniciativa que desarrollará junto con su amigo Joe Clifford, para crear una lí­nea de ropa Viva 10.23, en referencia a la fecha en la que isoHunt fue cerrado definitivamente, según informa TorrentFreak.

Para llevar a cabo su lí­nea de ropa, acaba de lanzar una campaña a través de la plataforma de crowdfunding Kickstarter con la idea de intentar recaudar unos 10.230 dólares para comenzar el proyecto, donde los participantes podrán obtener una camiseta o una sudadera a elegir en función de las cantidades que aporten al mismo.

Gary Fung ve su concepto como la «moda polí­tica», por la cual expresará su visión de lo que debe ser Internet, un espacio donde fluya la libertad de información en muchos aspectos así­ como el respecto a la privacidad de los usuarios, el cual cada dí­a va en detrimento. Para ello, llevará frases como “Stop Watching Us” o “Freedom to Share”, donde incluso además podrá contar con la colaboración de una comunidad a través de un sub-reddit donde los propios usuarios podrán presentar y votar acerca de los diseños y lemas para la ropa «p2p».

Fung deja claro que no va a ser una importante fuente de ingresos, donde la mayorí­a de los beneficios de Viva 10.23 serán donados a organizaciones que apoyan la libertad en Internet, como EFF, Wikimedia y Openmedia.ca. Además, Fung deja un mensaje a sus adversarios, indicándoles que si de verdad quieren detener la piraterí­a, tendrán que hacerlo a través de la innovación o no mediante demandas constantes a los usuarios. De esta manera, dar a los clientes lo que quieren, con la máxima calidad y la mayor comodidad a un precio adecuado en el momento adecuado es, según Fung, la mejor forma de combatir la piraterí­a, ya que en caso contrario, ganarí­an batallas pero no la guerra.