No, no es lo mismo email marketing que email masivo

email marketing

Cada vez que defendemos la estrategia de email marketing en una empresa, podemos escuchar alguna que otra opinión contraria, alguien que confunde email marketing con email masivo, y es importante entender las diferencias.

El valor es la palabra clave que consigue diferenciar ambos conceptos, y en este artículo de mailrelay lo dejan bien claro.

Cuando hacemos email marketing buscamos aportar valor a nuestros suscriptores, más allá de la venta.

La diferencia entre querer vender vía email y querer hacer marketing usando el mismo canal es sencilla de entender: en el segundo caso existe un estudio previo, conocemos a los destinatarios de los mensajes, sabemos lo que quieren, cuándo lo quieren y cómo lo quieren, y por eso le estamos enviando un email con el producto. No jugamos a las estadísticas, no realizamos números del tipo: si envío 3 millones de emails y un 0,001% compra, ya vale la pena… no, en email marketing eso es un fracaso, en email masivo puede no serlo tanto, aunque se acabará pagando el precio ensuciando la imagen de la empresa.

Para hacer email marketing es necesario segmentar, y es necesario tener práctica para hacerlo correctamente, es necesario conocer perfectamente el sector en el que estamos trabajando para poder garantizar que existe interés en el contenido que estamos enviando, y ese interés se mide a partir de las variables con las que estamos acostumbrados a trabajar en el mundo del email marketing: Si abren nuestros correos, si hacen clic en los enlaces, si responden a los emails que les enviamos, si se mueven a otras carpetas, si se marca como correo no deseado, si se tarda mucho en la lectura del email…

En el artículo de mailrelay se habla también de la importancia que tiene mantener prestigio frente al cliente de email. Ver cómo nuestro correo se envía a spam decenas de veces por miles de personas diferentes es garantía de tener nuestro dominio “ensuciado”, por lo que seguramente los nuevos emails ya lleguen allí directamente, “sin pasar por la casilla de salida y sin cobrar las 40.000 pesetas”.

Hay que aprender a trabajar con nuestra base de datos, hay que cuidar los rebotes, hay que prestar atención al tamaño de cada lista, hay que utilizar dominios que no sean nuevos, hay que conocer el registro SPF… son muchos los conocimientos que hay que adquirir para poder hacer email marketing, en cambio para hacer email masivo, solo hay que apretar un botón de enviar.

Para poder comenzar a probar una plataforma sólida en este sector, tenéis a mailrelay.com como uno de los principales protagonistas de la categoría, con opción de enviar 75.000 emails de forma gratuita por mes.

Publipost

Artículo patrocinado, escrito por nuestro equipo usando las informaciones enviadas por nuestros anunciantes.