Por posibles hackeos, el gobierno británico prohíbe a sus ministros portar Apple Watch

Apple Watch

Por temor a que sean usados de forma remota como dispositivos de espionaje, especialmente, por hackers rusos, ahora los ministros del gabinete británico no podrán portar relojes Apple Watch en reuniones oficiales.

Como comentan en el diario The Telegraph, la consigna, discutible en su grado de paranoia, es que “los rusos intentan hackear todo”, razón que previamente se utilizó para prohibir los teléfonos móviles en similares escenarios.

Y es que luego de conseguir información del Partido Demócrata de Estados Unidos, incluyendo correos de Hillary Clinton, además de dar con los registros médicos de famosos atletas, no son pocos los que temen a la falta de límites de los atacantes.

Así que el afán del Apple Watch en convertirse en un dispositivo independiente del iPhone le convierte en un arma de doble filo pues aumenta sus puntos vulnerables al contar con más funciones de comunicación propias potencialmente “explotables”.

En efecto, el uso de conexiones WiFi aún estando lejos de un iPhone, el poder realizar y recibir llamadas y las opciones para la creación de ficheros de voz son los primeros en apuntarse en esa lista de vulnerabilidades.

Por cierto, la nueva restricción, que posiblemente se extiende en su aplicación a más relojes inteligentes, va de la mano con recientes políticas de la primera ministra británica Theresa May de aumentar las medidas en lo que a vigilancia respecta.

Juan David Quiñónez

Estadístico. Amante de las nuevas tecnologías, la ciencia, el mundo académico y las aplicaciones de las anteriores temáticas en la red. Escribe en wwwhatsnew.com desde finales del 2011.