Nueva tecnología de Samsung para evitar que los Smart TV nos pongan en riesgo

La Internet de las Cosas no es más que una cadena tan fuerte como su eslabón más débil. Entonces, de nada sirve tener un sistema de sonido al extremo inteligente o un móvil de gama alta si el televisor, también inteligente y al que dichos dispositivos pueden estar conectados, es un lío en cuanto a seguridad.

gaia seguridad

GAIA titula la nueva tecnología que llega a los hogares por parte de Samsung, una solución de seguridad compuesta por tres capas de protección e incrustada en la nueva línea de Samsung Smart TVs, con Tizen como sistema operativo, a distribuirse en el 2016. Seguridad en servicios, software y hardware, son el enfoque.

Aunque siempre la idea es proteger los datos de los usuarios a toda costa, dicha división muestra claramente los diferentes escenarios en los que GAIA trabaja:

Lo primero, en cuanto a servicios, es proporcionar un método de entrada a través de un teclado virtual que disminuirá los problemas al introducir información financiera y otros datos sensibles y relevantes. El objetivo: contar con una “zona segura”.

Lo segundo, hablando del software, tiene que ver con un proceso de encriptación para proteger la información transmitida entre los servidores que gestionan los diferentes dispositivos conectados a la Internet de las cosas, eso y un sistema antimalware y con la respectiva protección para evitar que se ejecuten cambios en el sistema operativo sin autorización –o sea, que al refrigerador no le dé por hackear el TV (?)-.

La tercera capa tiene que ver con el hardware y para ello, los componentes físicos estarán divididos según la importancia de la información que alojan –por ejemplo, la public key que estará en el chip del TV-.

Más información: Sitio de noticias de Samsung

Juan David Quiñónez

Estudiante de Estadística en la Universidad Nacional de Colombia. Amante de las nuevas tecnologías, la ciencia, el mundo académico y las aplicaciones de las anteriores temáticas en la red. Escribe en wwwhatsnew.com desde finales del 2011.