IBM y Xerox hablan sobre las aplicaciones que se controlan remotamente con el cerebro

Nada de usar dedos en pantallas, en el futuro las aplicaciones se controlarán directamente con las ondas cerebrales, y en un artículo publicado entre IBM y Xerox hablan sobre los avances en este sentido.

Llamar a otras personas o mandar mensajes con el poder del pensamiento será posible, y el desarrollo de interfaces cerebro-ordenador así lo indica. Hasta ahora se ha estado trabajando en cosas “sencillas”, como marcar números, enviar mensajes y abrir datos de contactos, pero las posibilidades son mucho mayores.

El software identifica patrones específicos de actividad cerebral, señales P300 que son detectadas por electroencefalograma gracias a dispositivos conectados en la cabeza del usuario. Aún así, estas aplicaciones BCI (Brain-Computer Interfaces) tienen un problema, la precisión.

En el artículo hablan de un sistema controlado por el cerebro desarrollado en la Universidad de Cornell, sistema que permite a los usuarios llamar a contactos usando un auricular Emotiv y un iPhone.

Imagen de emotiv.com

Imagen de emotiv.com

La idea es que los contactos vayan iluminándose, y cuando el usuario identifique la luz en el contacto deseado, la llamada se realice. No se detecta un número, se detecta una señal indicando que es ahí donde el sistema tiene que prestar atención.

También hablan de pruebas realizadas para escribir mensajes en chino usando un teclado virtual, con una precisión de poco más de 80 por ciento, según indican en zdnet.com.

La precisión de los sistemas que detectan señales P300 cae cuando los usuarios están realizando tareas físicas, por lo que, de momento, se necesita máxima concentración en la tarea.

Aún así, son grandes avances en el campo de la neurología computacional, procesamiento de señales y aprendizaje automático. Seguramente oiremos hablar mucho del desarrollo de aplicaciones móviles basadas ​​en BCI durante los próximos meses.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.