Yo, la aplicación que solo manda “Yo”, ya tiene un grave problema de seguridad

Ayer os hablamos de Yo, la aplicación que ha conseguido un millón de dólares de inversión, el sistema de mensajería que solo sirve para enviar la palabra “Yo” a cualquier persona de la cual tengamos su nombre de usuario.

Aunque muchos defienden la idea, diciendo que es una buena forma de enviar un aviso a alguien sin necesidad de obtener su número de teléfono o email, no cabe duda que es extraño que una aplicación creada en 8 horas haya conseguido dicha inversión, aunque ahora ya sabemos dónde se van a invertir los primeros dólares: en solucionar su primer problema de seguridad.

La aplicación, que ya llego al top 10 en la lista de Estados Unidos, ha sido hackeada, permitiendo cambiar el sonido que viene por defecto y, mucho peor aún, obtener el número de teléfono de cualquier usuario del sistema y enviar Yos a miles de personas en plan Spam.

Según comentan los responsables, el problema se solucionará durante las próximas horas, por lo que si aún tenéis ganas de formar parte de la comunidad del “Yo”, es mejor esperar a que se garantice la seguridad de nuestros datos.

No se puede esperar mucho más de algo creado en tan poco tiempo, aunque parece que la idea del “hodor-like” está gustando a mucha gente en todo el mundo.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.

1 comentario

  1. Yo creo que es un bombazo de idea, ya se parece muy absurda y muy simple y los es, pero también muy útil. Y van a salir muchas formas diferentes de darle utilidad. En twitter la gente está poniendo su YO, y entonces tu le mandas a quien quieras un yo y te lo devuelve. No me extrañaria que termine surgiendo alguna pareja que se ha conocido por YO, que empiza por mandarse un YO al verse en twitter… y cada noche se manden un YO y terminen quedando y conociendose. La proxima app the contactos? Tambi´ne le veo una utilidad de compañia, que te de un toque alguién desde la otra parte del mundo… si es simple, rozando lo absurdo, pero le veo mucho recorrido.