Insectos Cyborg que detectan cambios en condiciones ambientales

hormiga

En la revista Nano Letters se ha publicado un artículo, con el título ““In-situ Synthesis of Carbon Nanotube-Graphite Electronic Devices and Their Integrations onto Surfaces of Live Plants and Insects”, que muestra como un equipo coreano ha desarrollado un método que utiliza múltiples catalizadores para poder crear sensores que caben en una uña humana o o en el dorso de un escarabajo.

El diseño del dispositivo se aprovecha de las propiedades de nanotubos de carbono semiconductores para que sirvan como los transistores o los sensores, mientras que las propiedades conductoras del grafeno le permite servir como material para las interconexiones.

Los sensores electrónicos flexibles se mantienen unidos a las superficies gracias a las fuerzas de van der Waals, que, tal y como comentan en spectrum.ieee.org, donde hay algunas imágenes del dispositivo conectado en plantas y escarabajos, representan a todas las fuerzas de atracción o repulsión entre las moléculas que no tienen enlaces covalentes.

Lo han probado ya en insectos y plantas con sensores que detectan la presencia de gas nervioso, aunque podrían ser utilizados para controlar una gran variedad de condiciones ambientales, incluyendo la temperatura, la humedad, la contaminación y las infecciones. Los dispositivos no necesitan una batería gracias a una antena en los dispositivos que se puede utilizar para suministrar potencia.

Imagen de hormiga robot de shutterstock.com

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.

2 comentarios

  1. increíble todo lo que es tecnología, ya todo esta contemplado por estos artefactos. Ya se encuentra en todo, pero toodoo. Mejor dicho la era cibernetica en su totalidad ya casi esta por alcanzarse.