Hablamos con Roberto Carreras, de MUWOM, innovando en el sector musical

La industria musical sigue buscando su camino en un mundo dominado por la distribución del contenido vía web. Lo que era un río que llegaba en linea recta al mar se ha transformado en un laberinto de afluentes que se encuentran con obstáculos que hace unos años eran inimaginables, obstáculos que desarrollan el bosque como un todo, que no pueden ni deben eliminarse.

Uno de los nuevos modelos que están naciendo en este sentido es el que ofrece MUWOM, y aquí os explicamos los detalles, obtenidos después de realizar unas preguntas al director y uno de sus socios fundadores: Roberto Carreras.

MUWOW

¿Qué es MUWOM? ¿Cómo nació?

MUWOM es una compañía que trabaja en un nueva visión en la industria musical y en la publicitaria. Desarrollamos proyectos de branded content (o lo que denominamos “Music Branding”) en el territorio música para marcas, a las que les ofrecemos además cualquier servicio y producto en relación a música (eventos, canciones para spots, canciones para vídeos, etc.), trabajamos nuevos modelos de patrocinio musical. Lo importante, sobre todo, es la capacidad que tenemos de integrar todo el modelo de negocio de una compañía musical (“discográfica”) al servicio de la agilidad y la estrategia que requieren los proyectos de marca.

Además, trabajamos con artistas es un nuevo marco de relación en el que prima la honestidad y la transparencia y, sobre todo, integrando el componente tecnológico en todos los proyectos que realizamos para tanto para artistas como para marcas, con el objetivo de hacer llegar el contenido, y la música, allá donde el público está y quiere consumirlo y compartirlo.

Hoy, los consumidores tienen un gran control sobre las formas en las que acceden a la música y a los contenidos: cuándo, cómo, dónde y desde qué dispositivo consumen aquello que les interesa.

¿Cómo explicarías lo que es MUWOM a mi abuela?

Le diría que MUWOM es algo novedoso que aporta valor a la música y a la forma en la que las marcas se acercan a su público. Unimos los dos mundos con un componente de Tecnología (“cacharricos”) y utilizando el “Interné” para hacer llegar a las personas la música como quieren consumirla hoy en día.

¿Cómo ha crecido desde su inicio? ¿cuáles han sido los mejores días del proyecto?

Como marca MUWOM (The Music Word Of Mouth) llevamos trabajando desde noviembre de 2012, aunque antes operábamos bajo el nombre de Novaemusik. En algo más de dos años de vida hemos pasado de ser 4 a 22 personas trabajando en la compañía. Decidimos dar el paso hacia una nueva marca en noviembre de 2012 ya que MUWOM reúne bajo un concepto integrador los dos sectores en los que trabajamos: la música y el Word Of Mouth (gracias a la Tecnología, nuestra experiencia en Cultura Digital, Social Media y desarrollo de proyectos estratégicos basados en el concepto de apertura para departamentos de Marketing, Publicidad y Patrocinios).

La idea surge cuando en el año 2009, época en la que trabajaba como consultor, unos antiguos compañeros que tenía en Ya.com me llamaron de nuevo para asesorar estratégicamente un proyecto con Carlos Jean, su videoblog. Además, con Hombres G lanzamos un proyecto novedoso, sin discográfica y apoyado totalmente en Internet y en las Redes Sociales cuando apenas había usuarios en España. De hecho, fueron el primer grupo español en superar los 100.000 seguidores en Twitter. Tuvo tanta notoriedad que lo unimos a un proyecto de contenidos coincidiendo su restyling con el restyling del Peugeot 207: generamos una serie de entrevistas dentro del coche, conciertos espontáneos, streaming desde el local de ensayo… Acciones muy innovadoras que gozaron de mucha notoriedad.

Después de aquella primera prueba, arrancamos con Carlos Jean algunas más y poco a poco fuimos haciendo crecer el germen del proyecto más exitoso de marca en territorio música que se ha desarrollado hasta la fecha: El Plan Ballantine’s de Carlos Jean. Según el proyecto crecía fuimos integrando los servicios de compañía musical dentro de la oficina y creciendo en artistas y en personas que, más allá de trabajar, piensan en un modo diferente de hacer las cosas.

¿Cuál es vuestro más rotundo éxito?

Nuestro éxito más rotundo sin duda es nuestra manera de trabajar y, sobre todo, de pensar. MUWOM es una empresa totalmente innovadora y disruptiva, ya que no existe ninguna otra empresa en España que pueda ofrecer servicios tecnológicos (desarrollos, apps…), servicios para artistas (de forma honesta y transparente) y servicios para marcas de manera integrada para poder desarrollar proyectos con la agilidad que hoy en día requiere el mercado publicitario y la industria musical.

Una compañía discográfica puede desarrollar proyectos para marcas, pero carece del expertise, así que cuando lo hace necesita de una agencia de Publicidad y de una empresa tecnológica. Empresas con modelos de negocio diferentes y visiones diferentes lanzan proyectos interesantes, pero con la lentitud que impide que sean realmente exitosos ante la velocidad que exige hoy en día el mercado. Otras empresas se especializan en desarrollar proyectos para marcas y también trabajan con artistas, pero carecen totalmente del componente tecnológico y de la experiencia en empresas del sector que prevalece entre los compañeros de MUWOM. Hemos avanzado mucho al ritmo de las necesidades del mercado en nuestros primeros años de vida para ofrecer productos y servicios que se adapten a la realidad que hoy en día vive la industria musical.

Nuestro mayor éxito es tener la capacidad de movernos en tiempo real, como entendemos que deben trabajar las empresas del futuro, y crecer en los servicios que damos a los artistas y marcas, trabajando como una organización que aporta valor a ambas partes.

¿Cuál es el modelo de negocio?

Nuestro modelo de negocio es el desarrollo de carreras de artistas y generar un Long Tail de ingresos que nos permitan que ellos también tengan ingresos, teniendo en cuenta que el proceso de dar a conocer un artista es lento. De esta parte, obtenemos ingresos de directos, venta de canciones, publicidad en plataformas digitales, etc. Por otra parte, el principal, es el desarrollo de proyectos para marcas y todos los servicios que ofrecemos a las marcas para trabajar en la música.
En los próximos años desde MUWOM seguiremos trabajando por adaptarnos al cambio que requiere el mercado a la velocidad con la que lo hacemos y aportando valor a nuestros partners, socios, proveedores, artistas y clientes.

Además de ese core de negocio, desde MUWOM estamos trabajando en ofrecer a la industria discográfica, a marcas y artistas un gran número de productos y servicios.

– Trabajamos en formatos de televisión, medios digitales propios, radios online, aplicaciones…

– Impulsamos y desarrollamos startups y proyectos propios innovadores en la industria musical desde MUWOMLab. Se trata de un proyecto que lanzaremos a principios de noviembre, un hub que cuenta con las principales empresas del país que trabajan en nuevos modelos en la música y en el desarrollo de plataformas de música. Gente que piensa del modo en que creemos que debemos trabajar en la música hoy en día.

– Desarrollamos la carrera de artistas desde MUWOMrecords.

– Pone a disposición de la industria musical y la publicitaria todo un abanico de productos y servicios para el desarrollo de proyectos innovadores, integradores y transformadores en Cultura Digital consecuente con el cambio de comportamiento que la Tecnología ha propiciado en las personas.

¿Cuál es el perfil de vuestros clientes?

Debemos distinguir entre dos tipos de clientes. Los primeros, los artistas, más allá de clientes a los que ofrecemos servicios los consideramos nuestros partners y socios fundamentales, por ello, a diferencia de la industria tradicional, firmamos contratos de una sola página y que caminan más hacia una especie de “joint venture”. Les ofrecemos todos los servicios que necesitan para desarrollar su carrera: management, editorial, producción, producción audiovisual, tecnología, formación Redes Sociales, etc.

Por otra parte, las marcas con las que trabajamos todo lo que encuentran son ventajas en el modelo de relación que les ofrecemos, ya que ponemos a su disposición todos los servicios para el desarrollo de un proyecto en el territorio música, en ocasiones podríamos operar hasta en forma de sello musical de marca blanca.

Apostamos por proyectos reales, que aporten valor a la música, más allá de su efectividad como proyectos de marca. Solucionamos todos los problemas que han tenido las compañías al trabajar con la música; problemas que hemos identificando a lo largo de estos años de trabajo y que hemos ido solucionando en función de las necesidades de las mismas. Nuestra especialidad es desarrollar proyectos para ellas a medio o largo plazo, pero también podemos trabajar en música para espacios físicos y tiendas, canciones para spots, jingles, estrategia musical, etc.

¿Crees que la piratería ayuda a divulgar el trabajo y, consecuentemente, es bueno para el artista o es un problema que debe ser combatido y/o gestionado?

Creo que uno de los grandes errores de argumentación de la industria convencional es perseguir a la gente mediante la creación de un debate moral fundamentado en el concepto de piratería. La tecnología ha provocado un cambio de comportamiento en la gente a la hora de consumir música y no se puede luchar contra un cambio de comportamiento. Durante años, la industria ha seguido fiel a su modelo de negocio y la aparición de nuevas plataformas va en contra de él. Humildemente, creo que si hubiesen dedicado tiempo a investigar nuevas formas de hacer llegar la música a la gente en la manera en que la consumen; como no lo han hecho, han aparecido nuevos actores que han transformado el modelo de negocio: iTunes, Spotify, etc. Empresas que no operaban en el sector, pero han consolidado modelos en consonancia con el cambio de comportamiento de la gente a la hora de consumir: singles en lugar de discos, streaming, etc.

Evidentemente, la música tiene un valor y la gente debe comprender que los artistas necesitan tener ingresos para justificar su trabajo y para que podamos seguir disfrutando de la música en nuestras vidas. Uno de los debates fundamentales hoy en día en la industria musical es el valor de la música en la era digital. El concepto de valor era tradicionalmente percibido como la medida del beneficio que un actor económico puede obtener por el cambio de un objeto o servicio. Desde una perspectiva meramente económica el valor de la música ha caído en picado: precio de CD vs modelos de suscripción por streaming y, sobre todo, por la facilidad de acceso a la música a coste cero desde múltiples canales, muchos de ellos legales como la radio tradicional, YouTube, Pandora, Spotify, y algunos ilegales como torrents, redes P2P o plataformas de filesharing.

Considerando estos factores la conversación no debe centrarse necesariamente en si los consumidores no valoran la música en la sociedad de hoy día, porque hay muchos otros tipos de “moneda” en las transacciones de los consumidores a la hora de obtener valor de los productos y servicios de la música. Como en todas las grandes industrias el valor percibido solamente ya no es una garantía de ingresos. La cuestión para los players de la industria musical es preguntarse a sí mismos cómo incrementar la disposición a pagar por su oferta, porque cuando las ofertas gratuitas son percibidas con el mismo valor que las de pago, la disposición a pagar se reduce notablemente.

Sin embargo, la industria firma contratos, en ocasiones abusivos, con los artistas y eso les ha funcionado muy bien durante años. Hoy en día los ingresos son menores y, en lugar de buscar alternativas a un modelo en extinción, se ocupan en perseguir a la gente.

En países como Suecia, lugar de origen de Pirate Bay y Spotify, donde los servicios legales de streaming son prevalecene, se ha detectado un impacto positivo en las cifra totales de venta de música, así como una caída notable de la piratería. Esto demuestra la importancia de que la industria de la música necesita crear modelos de negocio en consonancia con el cambio de comportamiento de la gente a la hora de consumir música en lugar de centrar los esfuerzos en leyes de copyright.

¿Algún mensaje para los músicos con talento en la vena y poco dinero para divulgar su trabajo?

Sin duda, que apuesten por Internet y por trabajar más allá de la creación musical. Aprovecho también para comentar que los artistas pueden enviarnos sus propuestas a través del formulario de la web y siempre Carlos Jean, Electric Nana y el departamento artístico miran detenidamente la propuesta, la estudian y si nos gusta nos ponemos a trabajar.

Y, sobre todo, recordad que no siempre somos tan buenos como pensamos, pero siempre podemos ser mejores de lo que creemos, especialmente si trabajamos de forma abierta y colaborativa: es el momento de que los pequeños hagan grandes cosas.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.