Crean una lente robótica que puede ser controlada por el ojo

Publicado el

Al leer, o simplemente al mirar hacia el horizonte, tus ojos de manera instantánea se ajustan, enfocan lo que deseamos. Esto se consigue gracias a los músculos que le permiten doblarse y cambiar su forma. Parecida a una cámara, esa estructura mide la cantidad de luz que puede llegar a los ojos antes de llegar a la retina, pero esto mismo podría ser realizado en un futuro por un músculo artificial.

Los avances en la tecnología dejan cada vez más fascinado al público y logran lo que antes parecía inimaginable. Los investigadores de la Universidad de California han creado una lente de contacto inteligente que permitirá controlar a las máquinas o robots usando el ojo. Un paso enorme para desarrollar lentes ajustables al parpadeo.

Shengqiang Cai y su equipo de investigadores estiman que en un futuro nuestras lentes podrán responder a los movimientos de igual forma como los músculos del cristalino, y enviar señales eléctricas, poniendo así en marcha la era de lentes ajustables que pueden controlarse parpadeando.

Básicamente han creado una lente blanda biométrica en forma de una bolsa pequeña de agua que responde a los pulsos eléctricos. La misma presenta polímeros sensibles ajustables que le permiten encogerse o expandirse al aplicarse voltaje, cuya respuesta es instantánea. Esto permitirá a la lente alejarse o acercarse de una forma muy parecida al zoom de una cámara.

El objetivo principal de este proyecto es desarrollar una máquina, con tecnología robótica blanda, que pueda ser conectada o controlada por los humanos. Muchos expertos aseguran que las maquinas creadas con elementos que imitan a los organismos vivos ofrecen beneficios para el sector de la salud.

La revista científica Science Daily declaró que los robots desarrollados con material blanco implican menos costo, son más fáciles de fabricar y más seguros. Los investigadores consideran que los robots blandos podrían servir para cirugías invasivas o para el desarrollo de armaduras corporales flexibles.

A pesar de que la investigación de Cai se tomó dos años, solo está en sus inicios. Además, señaló que en un futuro podría aparecer una tecnología similar que responda a las señales corporales para controlar dispositivos prostéticos. Por otra parte, tenemos que resaltar que Google también tiene un proyecto parecido, pero no hay nada aún en el mercado.

Comparte en: