Así es Travis, el traductor de bolsillo que no necesita de ningún teléfono

Travis

Es cierto que con un móvil en la mano podemos traducir conversaciones en prácticamente cualquier idioma. Solo tenemos que activar la aplicación de Google Traductor y dejar que escuche en el idioma para que muestre el texto traducido. Para las conversaciones es algo más complejo, pero también puede usarse.

El problema es que el uso de un móvil no es ideal para este tipo de solución. No podemos estar desbloqueando el móvil en medio de una conversación, o estar pendiente de las baterías, o buscar el brillo adecuado, o pedir a la persona con la que hablamos que espere un momento que una notificación de Whatsapp ha aparecido en medio de la app… no es práctico, y para ello ha nacido Travis.

Se trata de un dispositivo que permite la traducción de conversaciones de forma sencilla. Solo tenemos que elegir los dos idiomas e ir pulsando en uno u otro cada vez que alguien hable, sin abrir apps, sin interferencias de otros programas, sin bloqueos ni desbloqueos de pantalla, sin creación de usuarios: simple y rápido.

El dispositivo, tal y como podéis ver en el vídeo, es bastante compacto. Lo encendemos, seleccionamos idioma y lo ponemos a escuchar en el adecuado. El resultado traducido aparece en forma de texto, pero podemos usar el altavoz o auriculares para escuchar la traducción en voz, haciendo más ágil el proceso de comunicación.

El diseño no es muy bonito, eso es cierto. Parece un móvil de hace 10 años, pero es ligero y compacto, con una batería que permite su uso durante semanas. Traduce a más de 105 idiomas, tiene Wi-Fi, 4G (podemos meter una tarjeta para no depender de WiFi) LTE y Bluetooth, micrófonos con cancelación de ruido, carga inalámbrica…

Está disponible en estos momentos en Amazon por un precio de 199 euros.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.