Sobre el lanzamiento del Falcon Heavy de SpaceX

FALCON HEAVY

Aquéllos que estaban ansiosos por ver el miércoles despegar al Falcon Heavy, el cohete más poderoso jamás construido en la Tierra, debieron esperar hasta el jueves 11, ya que su lanzamiento había sido suspendido debido a fuertes vientos generados en la atmosfera.

Previamente, en febrero, se produjo un retraso en la repetición del lanzamiento de prueba del cohete desde la plataforma, en el que el Falcon Heavy llevaba como pasajero un maniquí con traje espacial apodado Starman quien se encontraba atado al asiento de un Tesla Roadster propiedad de Elon Musk, fundador y director ejecutivo de SpaceX.

Esta vez la carga del Falcon Heavy era un satélite de comunicaciones perteneciente a Arabia Saudita llamado Arabsat-6A, que fue puesto en órbita para brindar transmisión de señales de televisión, telefonía móvil e internet a zonas del Oriente Medio, Europa y África permitiendo así a los habitantes de esas regiones tener acceso a la tecnología.

Sin embargo, a pesar de que SpaceX cuenta con el Falcon 9 como su cohete insignia, esto podría dejar de ser así dentro de poco, ya que el Falcon Heavy tiene la potencia suficiente para propulsar 63.500 kg a la órbita baja de la Tierra (una masa mayor que un avión de pasajeros 737 cargado con pasajeros, tripulación, equipaje y combustible), casi el triple de lo que el falcon 9 puede transportar.

Falcon Heavy

Su primera etapa está compuesta por tres núcleos de nueve motores Falcon 9 cuyos 27 motores Merlin juntos generan más de 5 millones de libras de empuje en el despegue, lo que equivale a aproximadamente dieciocho 747 aviones.

Por otra parte, aunque el lanzamiento de prueba del Falcon Heavy resulto excelente, es probable que SpaceX haya efectuado algunos ajustes posteriormente, siendo esa la razón por la cual una compañía espacial como SpaceX realiza vuelos de prueba, para corregir posibles fallos y mejorar el desempeño de sus cohetes.

Este año se prevé que el Falcon Heavy sea lanzado para transportar al espacio 25 satélites pequeños como parte de una misión llevada a cabo por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Añadido a esto SpaceX tiene previsto utilizar el Falcon Heavy en misiones de seguridad nacional, así como la firma de contratos para efectuar dos lanzamientos de satélites comerciales.

Con respecto a usar el Falcon Heavy para realizar vuelos comerciales hacia la Luna, SpaceX ha decidido no invertir en el gasto de acondicionar el cohete para este propósito.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.