Electrónica basada en Origami

Un grupo de ingenieros de la Universidad de Berkeley han usado materiales realmente baratos para crear interruptores y sensores electrónicos plegables directamente en papel, mezclando supercondensadores y otros dispositivos electrónicos para aplicarse en varios sectores.

La investigación para desarrollar electrónica de papel se ha acelerado en los últimos 10 años. La idea es que al doblar el papel se activen o desactiven circuitos o se cambie su actividad, como si fuera un origami inteligente.

Imagen de Xining Zang

Imagen de Xining Zang

El problema que se ha tenido hasta ahora es que para hacer electrodos en papel era necesario usar oro o plata como material conductor, lo que acababa saliendo muy caro. Ahora han encontrado una forma de usar el elemento barato Molibdeno como la fuente del metal conductor. Solo tienen que añadir gelatina en una solución y unir el carbono, de forma que el papel se recubre con la solución y se seca. Un rayo láser se encarga de dibujar los patrones de circuitos deseados (la gelatina evita que se queme el papel), calentando el molibdeno a aproximadamente 1.000 grados centígrados y formando conductores de carburo de molibdeno duradero.

Estos circuitos escritos con láser tienen aproximadamente 100 micras de ancho, y la parte no calentada se mantiene no conductiva. Podrían usarse para detectar la contaminación por metales pesados, detectando niveles inseguros de plomo en una gota de agua, o en una gota de sangre de un paciente, por ejemplo, aunque la utilidad se puede aplicar en muchos otros campos.

Ahora esperan que la técnica pueda aplicarse en el uso de condensadores y baterías. En una batería de papel, por ejemplo, un electrodo positivo y uno negativo podrían imprimirse en un papel de tal manera que doblar el papel crearía la pequeña brecha necesaria entre ellos.

Se acercan grandes posibilidades a bajo precio.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.