¿Estamos ante el fin de las palabras clave?

Muchos han sido los que se han afanado por encontrar los secretos sobre los que se guía el buscador para establecer la clasificación de las marcas en Internet.

Siempre manteniendo vigente el secreto, Google ha ido actualizando su algoritmo de búsqueda a las distintas etapas por las que ha atravesado la red.

Y si bien es cierto que creemos que estas acciones son parte inherente al modelo de negocio, es también una realidad que las distintas pistas que nos va lanzando Google nos llevan irremediablemente hacia un esfuerzo constante por “ser mejores”.

La ortografía va mucho más allá del conocimiento de las reglas gramaticales y la forma en la que se escriben las palabras, la ortografía a la que da relevancia el buscador en su clasificación, habla de profesionales cualificados, especialistas en áreas específicas, personas con dotes innovadoras, creativas y principalmente… opinión propia, la más eficiente fórmula de conversión de la información en cifras de negocio.

Google busca resultados de alta calidad, lo que no solo afecta a la naturaleza original de los textos, sino y principalmente, a la capacidad para crear una nueva forma de analizar un tema.

Google busca ortografía, educación, innovación, creatividad

Para identificarlo, nada mejor que pedir la opinión a los usuarios… sí, así de simple, de igual forma que las compras online dependen de una forma directa de los comentarios de los usuarios, la calidad de los contenidos se determina en función de la influencia social.

El nuevo SEO

Y sí… obviamente el SEO da un paso más. Ahora ya hemos entendido que la fórmula es más sencilla de lo que parece en un primer momento cuando estamos deslumbrados por la estela de los medios sociales, el SEO debe estar presente en cada una de las palabras que intercambiemos en red y son ellas, las palabras, las que finalmente determinan el vínculo con nuestros seguidores.

La puesta en escena del algoritmo que establece la calidad como requisito sine-qua-non y logra determinarla gracias a la influencia social, supone un paso más en el SEO social.

¿Nos liberamos de las palabras clave?

El término social vinculado a los negocios en red nos vincula directamente con la innovación y la creatividad, lo que sin duda se aleja muchísimo de la medición y redacción basada en las palabras clave, centrándonos en la calidad de la información.

Y no es para menos… la información sustenta el nuevo orden económico hoy, quien quiera situarse en los primeros resultados de las búsquedas, debe apostar por la calidad, la innovación y la originalidad de sus textos.

No es que estemos ante la desaparición de las palabras clave, sino que el buscador nos expone en el comienzo de un nuevo ciclo, donde en la segmentación y especialización requerida, subyace la capacidad de utilizar eficientemente las palabras clave como hilo conductor.

La gran responsabilidad de los que construimos red

Finalmente, resulta importante pararnos a reflexionar sobre el peso específico de los contenidos en la red hoy y no desde una perspectiva vinculada exclusivamente con la innovación empresarial y los negocios online, sino y mucho más férreamente, con su papel en la educación.

La educación es uno de los ítems que más se han modificado con el ciclo social, no es menor el hecho de saber que avanzamos hacia la exaltación de las cualidades, aptitudes, conocimientos y experiencias, únicas e inherentes a las personas, gracias a las cuales se conforman las profesiones vinculadas con las nuevas tecnologías, donde la innovación y la creatividad están al servicio del emprendimiento.

Y es específicamente la capacidad de “emprendimiento” lo que subyace la red exigida en el momento actual. Que definitivamente… es lo que nos exige el nuevo orden, la especialización siempre, genera nuevas oportunidades.

Carolina Velasco