Análisis de la compra de Motorola por parte de Google

Que a Google parece gustarle eso de ser noticia no es ninguna novedad y eso que todos pensamos alguna vez que Buzz había sido simplemente, un estrepitoso fracaso y no un paso más en el monopolio de la red.

Transformándose en la empresa, capital privado, con el principal valor agregado de controlar Internet hoy, Google lanza su nuevo golpe de efecto cuando… gran parte de la población se encuentra aletargada, ligeramente “adormecida” por el sol y el calor del verano.

Ha sido catalogado de golpe de efecto y no es para menos, la telefonía móvil, una de las industrias más relevantes de la nueva economía, ha vivido el anunció público de la compra de Google de Motorola Mobility.

Todos los medios de comunicación se han hecho eco de esta noticia que, por sus alcances, se perfila como la maniobra de innovación empresarial más relevante y determinante para los negocios en red.

Buscando la conversión de los Apple Fans a su barrio y con 12.500 millones de dólares como coste de la operación, Google adquiere a la compañía que supo –cuando peligraba su supervivencia- dividirse en dos marcas de relevancia y muy cotizadas dentro de la industria, Solutions y Mobility siendo la primera de ellas la empresa de comunicaciones que, en la actualidad, presta servicios a empresas y gobiernos.

Google adquiere Mobility, 40 dólares por título que valoran las acciones un 63% más alta que los datos de la última sesión. Motorola que al igual que Nokia se estaban quedando atrás debido a la competencia feroz actual, ya cuenta con Android incorporado en sus dispositivos móviles lo que facilita la integración inmediata y desata las voces de alerta en relación a una posible “competencia desleal” con sus socios.

Y aunque como golpe de efecto es de gran relevancia, llama la atención especialmente su impacto en la economía y el peso específico de esta operación en relación a los negocios online.

Con la adquisición de Motorola Mobility, Google adquiere de forma directa, las más de 20.000 patentes que estaban integradas en la firma. La conectividad al servicio de la competitividad es más latente que nunca tras esta operación, en cualquier momento y desde cualquier lugar, la conexión, la interacción, la eficiencia, es posible.

De lo que no cabe duda es que, analizada la operación dentro del marco de la innovación empresarial y como un paso adelante para la generación de nuevas oportunidades, ésta es de alta eficiencia, modificando el mapa actual y situando a Google en competencia abierta y directa, con Apple.

Aún falta la aprobación por parte de las autoridades estadounidenses y europeas y no debemos olvidar que Google aún esta en el punto de mira de las investigaciones específicamente en relación al monopolio de la publicidad online, lo que hace de ésta una decisión compleja.

Los motivos y razones….

La experiencia siempre eficiente de Android que por su apertura y flexibilidad de adaptada a los fabricantes, ha llevado a Google a dar un paso más en su control por la calidad de la red.

El desarrollo y evolución de la Web móvil se encuentra ligeramente “obstaculizado” por la dificultad que siguen teniendo las tablets, componentes caros, integración software-hardware compleja y es quizá esta la principal razón que sustenta la compra.

La empresa ha logrado gracias a Xoom, una reputación adecuada en el camino hacia la evolución y desarrollo de las tablets, así como su penetración e integración.

El tema de las patentes no es menor, si tenemos en cuenta que con la adquisición de Motorola Mobility Google logra una mayor proyección de Android específicamente frente a Apple.

Las bolsas y los mercados… también relevantes en nuestra red, el aumento del peso específico de Android acerca a la marca a las cifras de Apple.

Esta compra es además un paso hacia delante en el ámbito de la innovación, Motorola se transforma en el abanderado de todas marcas y firmas, lo que le permitirá a nivel de hardware evolucionar por la incorporación de tecnología avanzada y, a nivel de software se aumentan lo requisitos para ser competitivos, Motorola será el primero en ponerse al día en las actualizaciones de sistema operativo, lo que aumentará la competitividad entre los restantes fabricantes que finalmente, redundará en la industria que experimentará un crecimiento eficiente.

Parece cierto por lo tanto que la Web móvil da un paso más en su desarrollo y penetración.

Las garantías

Si bien Google ha querido dejar claro que no se modifican los compromisos en relación a Android, Motorola y Android son negocios separados.

Las reacciones no se han hecho esperar, HTC y Samsung han expresado su apoyo y agradecimiento a Google por el mantenimiento de sus compromisos adquiridos, aunque es bien cierto que no resulta complejo imaginar que en el largo plazo no se sabe si se mantendrá esta decisión de gestionar ambas compañías – Android y Motorola – de forma separada.

Ahora se abre un periodo de incertidumbre y alto nivel de interés pues, las reacciones y respuestas se sucederán en toda la industria, no en vano el siguiente terminal móvil de Google será de Motorola…lo que supone un cambio estructural.

Ahora bien, más allá del impacto del golpe informativo, lo que no está del todo muy claro es el papel futuro de los otros fabricantes, de sus socios, el mantenimiento de la apertura ilimitada por parte de Android y la competencia que, sin duda, subyace con sus socios más cercanos.

Otro tema no menor es la protección de Android y la consecución de su unidad, uno de los grandes desafíos de Google en su búsqueda por la ubicuidad y su competencia y protección frente a los ataques de Apple.

Una compra que plantea un escenario probable en el que Google compita directamente con iPhone gracias a un dispositivo a la medida, sin embargo, es evidente que Apple sería capaz de responder de inmediato a cualquier amenaza a nivel competitivo por parte de Google.

Muchos terminales, muchos teléfonos móviles y mucha cuota de mercado, las bondades del monopolio de las búsquedas pero… ¿eficiencia real para los inversores?

La nueva guerra de los sistemas operativos móviles

Sin duda estamos ante un escenario incierto y que debido a las múltiples reacciones que ha provocado en la industria, ha dado paso a los análisis y ha puesto a correr las mentes de los expertos,  que auguran diversos escenarios, pero todos siempre teniendo como factor común el punto de los sistemas operativos…

Había una vez un sistema operativo para móviles cuyo nombre era Symbian, posiblemente el abuelo de los actuales, que desapareció lentamente sin propagarse debido a que era el sistema operativo de Nokia, lo que despertaba suspicacias por parte de los demás fabricantes, situación que podría repetirse con Android, después del anuncio de compra de Motorola.

Sin llegar al extremo de su desaparición como sistema operativo, ya hay voces dentro de la industria que anuncian que Android perderá parte de su cuota de mercado en beneficio de otros actores como MeeGo, webOS y Windows Phone, que serían adoptados en los futuros modelos de los smartphones fabricados por compañías como Samsung, HTC, LG y Sony Ericcson, que sin duda detrás de las palabras de buena educación y agradecimiento pronunciadas públicamente, deben estar en estos momentos en frenéticas juntas analizando la situación, previendo el peor de los escenarios, que no es otro más que la conversión de Android en un sistema operativo cerrado, para competir con Apple y su sistema operativo y plataforma de hardware de igual a igual, en un ejercicio de integración total…

Y, si se me permite un paréntesis, este esquema de integración que acaba de dar a conocer Google es mucho más que la simple integración con Motorola, no olvidemos la reciente irrupción del gigante de Mountain View en el mundo de las redes sociales y su Google+, sin olvidar, claro, la reciente puesta en marcha de su nuevo algoritmo de búsqueda Panda, en su versión para el español, poniendo patas arriba la red de habla hispana… Muchos elementos hacia un solo objetivo…

Volviendo a lo que nos ocupa, veremos acaso el nacimiento de nuevos sistemas operativos, como alguna vez lo sugirió HTC o veamos un auge inesperado de WebOS, para fortuna de HP que podría imponerse como tercer actor en este nuevo escenario, claro no se puede –ni se debe olvidar a Microsoft…

Y a propósito de Microsoft, las acciones de Nokia han cotizado al alza esta mañana del 15 de agosto, el que debiera ser el día de mayor relax del año ha estado movido con la casa finlandesa y su cotización al alza, todo gracias a Google, que podría animar al otro gigante, Microsoft a decidirse a competir en serio, integrando software y hardware mediante la compra de Nokia completando el tan ansiado trofeo de ser del selecto club de los grandes de la Internet móvil actual…

O preferirá Microsoft abrir su sistema operativo para las casas fabricantes, que ante la incertidumbre permanente de jugar en desventaja contra Google y sus aparatos, prefieren una plataforma más horizontal y amplia como podría ser Windows Phone.

Claro que para que esto ocurriese hay un tema no menor según otros analistas; Skype, la palataforma de telefonía IP recientemente adquirida por Microsoft y que es el demonio en persona para las compañías operadoras de móviles que posiblemente dejarían a Nokia en desventaja frente a otras marcas que no incorporaran un sistema operativo que admite Skype, pero la misma situación ocurrirá muy pronto con Google Voice, otra reciente novedad que no podemos pasar por alto en esta operación “Google a por todas”.

Otro tema no menor es el del mercado de las aplicaciones y el de sus desarrolladores, en el supuesto que Google finalmente impusiera versiones distintas de su sistema operativo de acuerdo a si se trata de sus propios terminales o el de terceros fabricantes, un aspecto que puede encontrar un buen reflejo en aspectos técnicos y de diseño del hardware, como puede ser el del tamaño de la pantalla, factor adverso que bien conocen los desarrolladores.

Así las cosas y sus escenarios posibles, me inclino a proyectar un gran mercado para las futuras generaciones de Smartphones con tres grandes actores participando; Apple con su iOS, Google y Motorola con Android y finalmente Microsoft y su Windows Home fusionado a Nokia, mientras que los demás fabricantes actuales deberán batallar para no morir , ser comprados o absorbidos trabajando bajo sus propio sistema operativo como es el caso de RIM y su Blackberry o quizás, coexista un mercado alternativo de aparatos de culto o “alternativos” cuyo sistema operativo no tenga nada que ver con los grandes y que se conviertan en una especie de Linux, en cuanto a atributos, percepción y perfil de sus usuarios.

Tiempo al tiempo…

Referencias:

Tecrunch | Mashable | TNW | TNW | ReadWriteWeb | Quirksmode | El País

Imagen: Techcrunch

Jorge Shand

3 comentarios

  1. Marcos Rutia

    En realidad desde ayer estoy igual de pensativo que tu y saque mis analisis, por ahora no voy a perder mi dinero comprando un nuevo equipo esperare el 1er trimestre 2012 y evaluare que es lo que viene un nexus3 o el nokia nuevo, y blackberry por su nuevo OS los equipos moviles a la batalla y sin cuartel, aunque siempre escojo al que le dura mas la bateria. Para mi algo muy importante.

  2. Pingback: Redes sociales y sus aportes a la humanidad

  3. Pingback: Web Móvil, más cerca que nunca, Foursquare apuesta por la influencia