Un robot que ayudaría a la policía a la hora de parar un coche

sentinel vx1

Cuando un policía decide parar un coche y acercarse para pedir papeles, está corriendo un riesgo importante. En varias ocasiones hemos visto en las noticias cómo el conductor de un coche decide presentar un arma en lugar de la documentación, situaciones en las que el policía, que a menudo no espera la reacción, acaba herido o, peor aún, muerto.

Para evitar este tipo de problemas, la empresa Trapezium technologies ha creado el SENTINEL VX1, un robot que saldría del coche patrulla para acercarse al vehículo parado y poder pedir la documentación y realizar preguntas de todo tipo.

Se trata de un robot que funciona con control remoto, usando cuatro ruedas que le permiten avanzar en terrenos difíciles. El Sentinel VX1 tiene una cámara que captura la imagen de lo que hay dentro del vehículo, capaz de detectar la información existente en la documentación mostrada por el conductor y enviarla en tiempo real a los policías que se encuentran a pocos metros de distancia.

La cámara se encuentra en un brazo extensible que permite llegar a la ventanilla del vehículo, y cuenta también con sensores que podrían usarse para realizar el test de alcoholemia, tal y como puede verse en el vídeo:

El problema es que impresiona poco… un criminal no tendría ningún problema en pasar por encima del robot, que parece un juguete, o de alargar la mano y quedarse con él, acelerando para perder al coche patrulla que aún sigue parado a varios metros de distancia.

La idea es buena, sin duda, pero no es Robocop, es demasiado frágil para el mundo real.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.