El concepto de Toyota que aprende con el conductor

toyota

Y seguimos hablando de coches conectados, coches inteligentes, coches autónomos y, ahora, coches que aún no son reales: el concepto de toyota CONCEPT-AI.

Lo presentan en toyota.com como un proyecto especialmente diseñado para que el conductor se divierta, una visión futurista que podría ser real en 2030, según indican desde toyota, por lo que de momento no es más que un conjunto de bonitas imágenes:

sshot-2

Quieren mostrar que el avance en coches autónomos no significa la muerte del placer de conducir, aunque dicho placer es cada vez menor en ciudades en las que no es posible ni llegar a los 30 km/h por culpa de los atascos. Quieren ofrecer experiencias personalizadas dentro de un coche, con un sistema de inteligencia artificial que sea capaz de aprender cada vez más cosas sobre las personas que hay dentro del vehículo.

sshot-4

Quieren que el coche sea capaz de entender nuestro estado de ánimo, nuestro nivel de estrés, gracias a sistemas de medición de variables de nuestro cuerpo, y con esos datos quieren que se ofrezcan recomendaciones de viajes, de paradas, de formas de conducir… quieren transformar al coche en un amigo.

sshot-5

Podría, por ejemplo, mantenernos despiertos mientras conducimos por la noche gracias a una conversación animada, o recomendar un restaurante nuevo.. el volante puede aparecer en cualquier momento, o esconderse para que el sistema realice las acciones de forma autónoma.

sshot-3

El concepto de toyota para 2030 está basado en personalización, en asistentes sofisticados y en diversión, es decir, en software, no en velocidad ni en grandes motores.

Por supuesto, mucho lloverá hasta 2030, por lo que guardaremos este texto para ver si en 13 años se cumple algo del sueño.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.