Estas gafas de Realidad Aumentada ya usan el nuevo Snapdragon 835

odg

El nuevo chip de Qualcomm, el Snapdragon 835, es el sueño que todos esperaban en el mundo del hardware.

Con sus 10nm, es un 35 por ciento más pequeño que su predecesor, recortando 3 mm de cada lado, y eso es lo que permitirá su uso en dispositivos cada vez más pequeños, como wearables o gafas de Realidad Aumentada.

Así lo han hecho en las gafas de ODG, tanto en el modelo R-8 como en el R-9, gafas de Realidad Aumentada que ofrecen imágenes holográficas superpuestas a nuestra visión.

Pese a su ya enorme tamaño, algo incómodo para cualquier usuario, las R-9 ofrecen la posibilidad de comprar módulos adicionales que se podrán incorporar para añadir funcionalidades, por lo que el tamaño final puede ser realmente grande.

Las R-8 tienen un coste de 1.000 dólares, y las R-9, más pesadas y con mejor rendimiento, cuestan 1.800 dólares. En su web comentan que es posible disfrutar de un campo de visión amplio con resolución mucho mejor que con la competencia, pero no ofrecen detalles técnicos, únicamente que estarán disponibles durante este año en el mercado.

Es cierto que el hecho de que tengan el mejor procesador ya llama la atención, pero también es cierto que será necesaria una buena inversión en software para que la inversión valga realmente la pena.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.