Uber con problemas: sus coches autónomos se han prohibido (de momento)

UBER

Ayer Uber lanzó sus coches autónomos por las calles de San Francisco, sin los permisos adecuados de las organizaciones que regulan el tráfico en la zona, y ahora ha pagado el precio por el movimiento.

El día fue especial, varios coches comenzaron a circular por una de las ciudades más simbólicas en el mundo de la tecnología, coches que podían conducir solos, con una persona dentro que actuaría solamente en caso de ser necesario. Los problemas comenzaron poco después, cuando por lo menos dos personas indicaron que habían visto a dichos automóviles cruzar semáforos en rojo, y en uno de los casos, tal y como mostramos hace pocas horas, lo grabaron en vídeo.

Uber se ha pronunciado sobre el tema indicando que esos casos son de coches que no formaban parte del proyecto piloto, que fueron errores humanos, y que los conductores que ignoraron el semáforo ya han sido expulsados de la compañía. Aún así, seguirá investigando para conocer más detalles.

Este problema ha afectado a su imagen, pero hay otro que afecta a su operación: Las autoridades de California han prohibido a Uber el uso de sus coches autónomos por la ciudad, ya que será necesario obtener el permiso adecuado, algo que ya han obtenido otras compañías, como Google, BMW y demás.

No es la primera vez que Uber se lanza al mercado sin haber obtenido las licencias adecuadas, es su forma de mostrar al mundo lo que puede hacer, prefiere pagar multas después a dejar de pasar la oportunidad de generar un ruido productivo en los medios especializados.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.