Así se enseña a un ordenador a soñar

Portada del libro que dio origen a Blade Runner

Portada del libro que dio origen a Blade Runner

Si los ordenadores son capaces de adivinar el futuro, tal y como os comentamos hace unas horas, ¿por qué no iban a poder soñar?.

Soñar, en los seres humanos, es necesario para consolidar la memoria, para que los recuerdos recientes se almacenen en la memoria de largo plazo, y para ello es necesario estabilizar, mejorar e integrar la información para que pueda estar más disponible en el futuro. Ese es el proceso que quiere realizarse con los ordenadores, por eso es importante que aprendan a “soñar”.

Comentan en TNW los esfuerzos que se están realizando en este sentido. El sistema de Inteligencia Artificial de Google, DeepMind, utilizó juegos como Breakout y Asteroids para que los algoritmos entiendan las secuencias básicas necesarias para ganar el juego, pero también establecieron las bases para las técnicas de aprendizaje supervisado que se usan hoy en día. La Inteligencia Artificial puede ganarnos con juegos básicos, incluso con algunos más complejos, como el ajedrez, pero aún no puede ganar en StarCraft, por ejemplo, motivo por el cual deben “dormir y soñar” para entrenar una y otra vez los algoritmos, para ensayar lecciones enteras de esos juegos y visualizar así cómo se debe ganar.

El objetivo final siempre es el mismo: enseñar a la inteligencia artificial a aprender de la misma forma como lo hacen los humanos, experimentando. Los ordenadores necesitan datos, buscan patrones, y deberán aprender probando la combinación de un número prácticamente infinito de variables, algo que pueden hacer “soñando”.

El futuro en este sentido es prometedor, aunque esperemos que haya alguien vigilando esos sueños.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.