Cómo la tecnología está ayudando a proteger a los rinocerontes

sshot-38

Excelente artículo el que han publicado en cnet, donde hacen un estudio de las diferentes tecnologías que se usan en la actualidad para evitar que más especies de rinocerontes desaparezcan de nuestro planeta.

Sólo quedan 29.000 rinocerontes en la naturaleza, el rinoceronte negro occidental fue declarado oficialmente extinto en 2011, sólo hay unos 60 rinocerontes de Java y menos de 100 rinocerontes de Sumatra, y en Kenia protegen a los tres únicos rinocerontes blancos del norte del planeta. Mientras tanto, el cuerno del rinoceronte se vende a 60.000 dólares por kilo en varios mercados asiáticos…

Entre las tecnologías usadas, destacan:

– Creando de forma artificial material idéntico, genéticamente hablando, al de los cuernos de los rinocerontes. Ya que se atribuyen todo tipo de propiedades curativas a los cuernos de estos animales, hay empresas, como Ceratotech, Rhinoceros Horn LLC o Pembient, que trabajan en la creación de queratina sintética añadiendo ADN de rinoceronte y usando impresión 3D. Pembient dice que su material es genéticamente idéntico al cuerno real, y mucho más barato, por supuesto.

El objetivo es atraer a los clientes para acabar con la demanda de cuernos reales, aunque este tipo de actividad acaba validando lo que la comunidad internacional lleva años diciendo: no existe ninguna propiedad curativa demostrada en los cuernos de los rinocerontes.

Clonando. Existe un esfuerzo importante con el objetivo de crear rinocerontes utilizando tecnología de células madre. Un equipo del zoológico de San Diego induciría a las células madre de los tres rinocerontes blancos del norte restantes, que son demasiado viejos para reproducirse, en espermatozoides y células de óvulos. El equipo también usará espermatozoides congelados y otras células tomadas de otros 10 rinocerontes blancos del norte que se recogieron antes de su muerte. Los científicos utilizarán entonces la fecundación in vitro para fertilizar el óvulo e implantar el embrión resultante en un rinoceronte blanco meridional sustituto.

Sólo dos embriones han sido creados, pero ninguno ha conseguido sobrevivir de momento.

Cámaras en los cuernos: En 2015 la ONG Protect anunció que ayudaría a salvar a los rinocerontes instalando cámaras en sus cuernos. Este sistema, llamado RAPID (Real-time Anti-Poaching Intelligence Device) incluye la cámara, un collar GPS y un monitor de frecuencia cardiaca. Cuando los latidos del corazón se disparan, se enciende la cámara, suena una alarma y se envía un equipo contra la caza furtiva.

La idea es buena, pero varios problemas han hecho que la idea se abandonara. De hecho ya no hay referencias a RAPID en la web de la ONG.

Software y GPS: Otra empresa, Snitch, usa rastreadores GPS, imágenes satelitales y software analítico, creando modelos que predecían los movimientos de rinocerontes, rangers y cazadores furtivos en la reserva de Sudáfrica Olifants West. Ya han recogido datos durante casi un año, con rutas y datos que ayudan a identificar anomalías.

Los esfuerzos existen, pero mientras el cuerno del rinoceronte siga siendo más caro que el oro, o que la cocaína, los números seguirán siendo negativos.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.