Samsung trabaja en opciones para impedir que el Note 7 se conecte a las redes

note 7

Algunas personas aún se niegan a devolver su Note 7, pese a que la propia Samsung ha recomendado en diversas ocasiones que se deje de usar el dispositivo debido al problema de la batería que estuvo causando explosiones a lo largo y ancho del planeta.

Ahora es Samsung Nueva Zelanda la que vuelve a captar la atención a los medios, ya que ha tenido que publicar una nota en la que indica que los propietarios de Note 7 en dicho país, a partir del 18 de noviembre, no serán capaces de conectarse a ningún servicio de red móvil, ni para llamar ni para utilizar datos o enviar mensajes SMS.

Solicita de nuevo a todos los clientes que siguen usando su Note 7 (y por lo visto en Nueva Zelanda hay muchos) que devuelvan su dispositivo al lugar de compra para un reembolso o reemplazo, e indican que a partir de hoy, hasta el 18 de noviembre, entrarán en contacto con los clientes en al menos dos ocasiones para dar más información sobre el motivo por el cual deben entregarlo inmediatamente.

El Galaxy Note 7 ya está prohibido en todas las aerolíneas de varios países, y se ha limitado la carga del dispositivo en algunas regiones a sólo el 60 por ciento de capacidad, pero es la primera vez que vemos una acción que podría transformar el móvil en un ladrillo sin conexión.

Aún no hay detalles técnicos que expliquen el motivo por el cual la batería explota, pero todo parece indicar que la curva del móvil es la causante del problema, ya que presiona la batería en lugares que no deberían ser presionados.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.