Sobre la directiva de derechos de autor presentada por la Comisión Europea

La Comisión ha propuesto hoy una normativa sobre derechos de autor en la UE con el objetivo de difundir mejor la cultura europea, aunque no ha tenido el éxito deseado, ni entre los medios, ni entre los autores ni entre las grandes compañías como Google.

Uno de los puntos más polémicos es la propuesta que defiende que todo portal de Internet que reciba contenido de los usuarios, debe tener sistemas de filtros automático para que verifiquen si hay o no violación de derechos de autor, algo que puede ser inviable para muchos foros que no tienen el poder de youtube o facebook para analizar contenido antes de mostrarlo públicamente.

Tal y como podemos leer en el documento, las propuestas sobre derechos de autor presentadas hoy tienen tres prioridades principales:

1. Una mayor capacidad de elección y acceso a los contenidos en línea y a través de las fronteras: proponen un mecanismo jurídico que permitirá a los organismos de radiodifusión obtener más fácilmente las autorizaciones de los titulares de derechos necesarias para transmitir programas en línea en otros Estados miembros de la UE.
2. Mejora de la normativa sobre derechos de autor en la investigación, la educación y la inclusión de las personas con discapacidad: ha propuesto hoy una nueva excepción para permitir que los centros educativos utilicen materiales para ilustrar la enseñanza mediante herramientas digitales y cursos en línea a través de las fronteras.
3. Un mercado más justo y sostenible para los creadores y la prensa: propone reforzar la posición de los titulares de derechos para negociar y ser remunerados por la explotación en línea de sus contenidos en plataformas de distribución de vídeos como YouTube o Dailymotion.

Qué dice la SGAE

La Sociedad General de Autores de España (SGAE) aseguró que las medidas propuestas por la Comisión Europea para fortalecer los derechos de autor “no cumplen las expectativas de los creadores”.

Indican, tal y como informan en lainformacion, que las medidas propuestas no solucionan el problema actual, aunque tiene éxito a la hora de enviar un mensaje a estas plataformas sobre su obligación de cumplir con la normativa de propiedad intelectual. La SGAE desea que se establezca un derecho de remuneración obligatoria en Europa, tal y como reconoce la legislación española, por lo que esperan que el texto sufra notables modificaciones y mejoras antes de ser aprobado.

Qué dice Google

google

Desde Google comparten su visión de la propuesta de la Comisión Europea sobre derechos de autor, una propuesta que pretende modificar bastante el uso de Internet tal y como lo conocemos ahora, con supuestas normas que defenderán los derechos de autor, tal y como podéis leer en europa.eu

Caroline Atkinson, Vice Presidente del sector de Global Policy, escribió hoy mismo sobre el asunto, primero presentando la propuesta:

Desde hace cientos de años, los derechos de autor han impulsado la creatividad y el progreso. Es un principio que se mantiene a día de hoy y que nosotros apoyamos desarrollando esfuerzos para combatir las infracciones de derechos de autor.

Hoy, la Comisión Europea ha anunciado una propuesta para actualizar las normas que rigen los derechos de autor en la era digital. Hay un equilibrio, no obstante, que se debe tener en consideración: aquél que permite tanto a los propietarios de derechos manejar y obtener ingresos de su trabajo, como a la web desarrollar su creatividad e innovación.

Hay algunos puntos que reflejan esto en la propuesta y agradecemos que la Comisión demande más transparencia y una mayor compartición de datos entre artistas y propietarios de derechos, un paso importante para crear un mercado de derechos de autor más justo y efectivo.

También nos complace ver que la Comisión reconoce que las tecnologías para el control y gestión de los derechos de autor, como el Content ID de YouTube, juegan un papel importante contra el uso no autorizado de contenido protegido por derechos.

Y después mostrando los puntos más preocupantes:

Pero también hay puntos que nos preocupan, ya que la web se basa en la capacidad de los usuarios para compartir textos, imágenes y videos. Además de recomendar la adopción de herramientas costosas como Content ID, la propuesta de hoy sugiere que las obras que incluyen texto, vídeo, imágenes y muchas otras, deben ser filtradas por los servicios online.

Esto conlleva convertir a Internet en un lugar donde todo debe estar revisado por abogados antes de que llegue a la audiencia.

Bajo la Directiva Europea de eCommerce, las plataformas no están obligadas a monitorizar proactivamente lo que los usuarios suben, pero deben actuar cuando reciben una notificación por infracción. A través de Content ID, YouTube bloquea o permite obtener ingresos económicos a los propietarios de derechos por el contenido reclamado. Éste es un principio importante, sin el cual muchos servicios de hosting (aquéllos que albergan contenido de terceros) no existirían.

También estamos descontentos al ver que incluye una propuesta para un nuevo derecho para los editores de prensa después de que decenas de miles de voces distintas (incluida la nuestra) han reclamado un enfoque diferente. La propuesta parece similar a las leyes fallidas tanto en España como en Alemania y representa un paso atrás para los derechos de autor en Europa. La innovación va a ser todavía más complicada para cualquiera que escriba, lea o enlace a una noticia, sin mencionar las complicaciones para las múltiples startups que trabajan en Europa en el sector de medios, a la hora de desarrollar un negocio online sostenible.

La propuesta podría incluso limitar la posibilidad de Google de mandar tráfico de manera gratuita que pueda ser monetizable, a los medios de noticias, a través de Google News y el buscador. Después de todo, pagar por mostrar fragmentos de información no es una opción viable para nadie.

Lo que está claro es que la innovación y los acuerdos son fundamentales para los medios de información, dentro y fuera de Europa, por lo que todo pequeño movimiento realizado en la esfera legal acabará afectando en extremo a millones de personas que viven creando a partir de contenido ya existente. Será necesario seguir buscando un mejor equilibrio, el tener una Internet mejor para todos depende de ello.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.