Uber contrata a un robot para vigilar su parking

k5

Lo que veis en la captura superior es un K5, un robot de más de 100 kg construido por la empresa de Silicon Valley Knightscope, especialmente diseñado para hacer de guardia de seguridad en pequeños recintos.

Uber ha contratado uno para que se encargue de vigilar el parking de su sede en San Francisco, según leemos en fusion, un robot con varias cámaras HD que pueden capturar todo lo que ocurre en 360 grados, incluyendo otros sensores, como una cámara térmica, un telémetro láser, un sensor meteorológico, una cámara de reconocimiento de matrículas, cuatro micrófonos y capacidades de reconocimiento de personas.

El robot solo vigila, no es capaz de ir hacia un invasor o impedir el robo de un coche, pero puede activar alarmas para que los verdaderos guardias lleguen al punto indicado en poco tiempo, por lo que no temáis, no eliminará puestos de trabajo, solo mejorará los existentes. El K5 podrá grabar la acción sospechosa y mostrarla al guardia cuando llegue, así como usarla como prueba en la policía, por lo que podríamos definirlo más como una cámara de seguridad andante.

El precio del alquiler de este robot es de 7 dólares por hora. Los clientes suelen alquilar dos, de forma que uno siempre se queda cargando mientras el otro trabaja.

Knightscope lanzó el robot en modo beta en 2014, y comentan que ya tienen varias unidades en centros comerciales, universidades y otras instalaciones dentro de California. Las imágenes superiores, de hecho, son capturas realizadas por usuarios en Instagram.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.