Un ratón con giroscopio, acelerómetro y 50 acciones con botones en su cuerpo

The Z

Desde hace décadas los ratones no han sufrido muchos cambios. Es cierto que ya han desaparecido las bolas inferiores que había que limpiar constantemente, y que ahora, además de ópticos, la mayoría no necesitan de cable, pero el resultado final es el mismo: movimientos en 2D, y poco más.

Ahora aparece The Z, un proyecto que hace en kickstarter para ofrecer recursos completamente innovadores, desde la posibilidad de inclinarlo hacia delante y atrás, lo que podría ser usado para agacharse o saltar en un juego, hasta realizar los movimientos de inclinación hacia los lados, ideales para simuladores de vuelo.

La velocidad con la que movemos el ratón, y la posibilidad de usarlo sin que toque ninguna superficie, puede ayudar a crear nuevas formas de interacción entre usuarios y programas, aunque será necesario tener el software preparado para recibir las órdenes de este nuevo mouse.

La campaña se abre también a desarrolladores de juegos que quieran comenzar a probar el sistema, así como a usuarios que deseen tener ya uno para ser de los primeros en probarlo. Muestran en su página varias animaciones mostrando sus posibilidades, tanto en el mundo de los videojuegos como en plataformas office, donde las acciones configurables de los botones pueden ayudar a ahorrar mucho tiempo.

Su precio: casi 200 dólares, por lo que si no sois desarrolladores, es mejor esperar un poco para ver los programas que podrían empezar a usar el sistema.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.