La Unión Europea acusa a Google de abuso de posición dominante con Android

Puntos en los que se basa la acusación de la UE contra Google

Puntos en los que se basa la acusación de la UE contra Google

La Comisión de la Unión Europea ha comunicado a Google su opinión preliminar de que la compañía ha abusado de su posición dominante al imponer restricciones a los fabricantes de dispositivos Android y a los operadores de redes móviles. Esta acusación se basa en los siguientes puntos:

– Google quiere que su motor de búsqueda sea preinstalado y seleccionado como servicio de búsqueda por defecto o exclusivo en la mayoría de los dispositivos Android vendidos en Europa.
– Bloquean el acceso al mercado de los motores de búsqueda competidores mediante navegadores móviles y sistemas operativos competidores. La UE cree también que Google impide que los fabricantes vendan móviles que funcionen con sistemas operativos competidores basados en el código fuente abierto Android (algo que no es del todo cierto, ya que Amazon vende sus dispositivos con una versión personalizada de android).
– Perjudican a los consumidores al suprimir la competencia y restringir la innovación en el sector.

En el comunicado indican:

Sobre la base de nuestra investigación hasta el momento, creemos que la conducta de Google priva a los consumidores de tener mayores opciones en las aplicaciones y servicios para móviles y obstaculiza la innovación de otros interesados, infringiendo las normas antitrust de la UE. Estas normas se aplican a todas las empresas activas en Europa. Google tiene ahora la oportunidad de responder a las dudas planteadas por la Comisión

Por supuesto, Google ya ha dado su primera respuesta, aunque tiene ahora que ofrecer una posición formal para defenderse de las acusaciones.

La defensa, publicada en el blog de Google Europa, se basa en los siguientes puntos:

– Los acuerdos de Google con los socios son totalmente voluntarios – cualquiera puede usar Android sin Google. Es fácil comprobarlo: basta descargar el sistema operativo de forma gratuita, modificarlo y construir un teléfono. Amazon hace precisamente eso.
– Los fabricantes que deseen participar en el ecosistema Android se comprometen a probar y certificar que sus dispositivos sean compatibles con aplicaciones de Android. Sin este sistema, las aplicaciones no funcionarían de un dispositivo Android a la siguiente.
– Cualquier fabricante puede entonces elegir cargar el paquete de aplicaciones de Google a su dispositivo y añadir libremente otras aplicaciones también. Por ejemplo, los teléfonos de hoy en día vienen cargados con decenas de aplicaciones preinstaladas (de Microsoft, Facebook, Amazon, Google, compañías de telefonía móvil, y más).
– Mientras que Android es libre para los fabricantes, es costosa para desarrollar, mejorar, mantener segura, y defender contra demandas de patentes. Proporcionan Android de forma gratuita, y compensan los costos a través de los ingresos que generan en sus aplicaciones y servicios.

Aparentemente la UE busca multas millonarias, aunque aún tendrán que escuchar los argumentos de Google y dar un veredicto final.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.