Un robot volador para hacernos Selfies

selfie

La fiebre del selfie está lejos de acabar. Mientras en algunos países hay gente que muere haciendo selfies arriesgadas, en otros lugares un pasajero de un avión pide a un terrorista hacerse una selfie con él (aunque en esa ocasión no se trataba exactamente de una selfie).

El caso es que parece que a medio mundo le encanta salir en sus propias fotos, y el mercado tiene que reaccionar a esta interminable tendencia.

Lo que os mostramos hoy es un dron volador creado para hacer fotos desde el aire, un invento australiano de la empresa IoT Group que sale a la luz con el nombre: ROAM-e. El objetivo es empezar a venderlo en junio en todo el mundo a través de su web flyingselfies.com (selfies voladoras).

Cuenta con dos motores, con una hélice cada uno, que pueden seguir a la persona gracias a un sistema de reconocimiento facial, motores que pueden alejarse del usuario hasta 25 metros, desde donde podrá tanto hacer fotos como grabar vídeos de hasta 20 minutos.

El sensor CMOS es de 5 Megapixel, y el dispositivo cuenta con un procesador Quad Core ARM Cortex A7.

El objetivo es crear algo portátil, de hecho las hélices pueden plegarse para que ocupe realmente poco, y su precio no será tan caro como otros modelos semejantes en el mercado, costará 267 dólares.

Ya están trabajando en funcionalidades para la siguiente versión, como la posibilidad de incluir un pin en un mapa interno, para que el dron pueda volar de forma automática al lugar que especifiquemos.

Buen precio y buenas funcionalidades, parece que veremos mucho selfie aéreo durante los próximos meses…

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.