Un guante de Realidad Virtual que obtiene energía del movimiento

Imagen: Politecnico di Torino

Imagen: Politecnico di Torino

Los guantes que usamos en las aplicaciones de Realidad Virtual necesitan una fuente de energía, y eso implica tener cables que llegan a dichos guantes, algo que destruye bastante la experiencia deseada (imaginad estar sintiendo cables tocando la piel mientras los ojos disfrutan de escenarios virtuales perfectos).

Con el objetivo de solucionar este problema, ingenieros italianos y de Estados Unidos han estado trabajando en unos guantes capaces de obtener energía con el movimiento de los dedos, energía que, aunque no es suficiente para mantener a batería al 100% constantemente durante una aplicación tradicional, sí aumenta la vida de la batería.

El prototipo ya tiene nombre: “Goldfinger”, y utiliza transductores piezoeléctricos que convierten los movimientos mecánicos de los dedos del usuario en electricidad sin perder la flexibilidad necesaria en este tipo de dispositivos.

Sobre la historia de guantes capaces de gestionar datos, comentan en iEEE que se propusieron por primera vez en los años 1970 y 1980, y las primeras versiones comercializadas aparecieron en la década de 1990 para el modelado virtual y ciertas aplicaciones médicas, pero siempre eran materiales y componentes electrónicos rígidos con cables de datos poco elegantes y fuentes de alimentación voluminosos.

De momento es solo un prototipo, pero ya tenemos un vídeo con su funcionamiento:

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.