National Geographic y Playboy nunca olvidarán este año

captura-90

Dos gigantes han sufrido un enorme cambio durante este año, dos revistas que han hecho historia en diferentes categorías, pero que han tenido que cambiar de rumbo este año debido, principalmente, a un diferente perfil del consumidor de “la nueva generación”.

Internet ha cambiado miles de modelos de negocio de sectores extremadamente diversos, y el papel es uno de los más afectados. Aún así las revistas han intentado sobrevivir con versiones online bastante sofisticadas en algunos casos, aunque han tenido que empezar una batalla con competidores que antes ni existían. National Geographic, sin ir más lejos, tiene versiones digitales para dispositivos móviles que superan con creces las funciones de su versión papel: vídeos, animaciones, infografías interactivas… pero no ha sido suficiente.

Habrá un antes y un después de 2015 para ambas revistas, y aquí os explicamos el motivo:

Playboy

Era cuestión de tiempo: el erotismo en fotografías no vende de la misma forma que se vendía cuando no había internet. Playboy ha anunciado que dejará de publicar fotografías de desnudos femeninos para dedicarse a los artículos, al periodismo, a una linea editorial en la que hace bastante tiempo que están invirtiendo.

Adiós a los desnudos, y la cantidad de material “gratuito” existente en la web en esta categoría es la responsable por esta decisión.

Fundada por Hugh Hefner en 1953 dejaremos de ver desnudos en sus páginas a partir de marzo de 2016, un cambio de estrategia para intentar volver a presumir de números: la revista vendía casi 6 millones de números por mes en la década de los 70, ahora no llega al millón.

National Geographic

El mes pasado National Geographic Society anunció la venta de sus operaciones (incluyendo sus canales de TV) a un grupo liderado por la 21st Century Fox, grupo fundado por Rupert Murdoch que pagará 725 millones de dólares por una participación del 73% en la nueva entidad Partners National Geographic, organización que, al contrario de la clásica National Geographic, sí tiene ánimo de lucro.

National Geographic, como empresa sin fines lucrativos, solo tendrá el 27% restante, por lo que desaparece así la organización fundada en 1888 para abrir las puertas a Don Dinero.

Aún así, informaron que este acuerdo ha aumentado los fondos en mil millones de dólares, lo que permitirá ampliar el trabajo en ciencia, investigación y educación. El tiempo será el que nos diga si la calidad de los reportajes, así como su objetividad, se verá afectado por esta operación, aunque no hay cómo imaginar lo contrario.

El motivo parece obvio: Los que hemos leído la revista desde hace décadas teníamos en nuestras manos material difícil de encontrar en otros lugares, referencias importantes y reportajes de sitios que ni imaginábamos que pudieran existir. En la era de la información no existe tanta “sorpresa”, nadie abre la revista con los mismos ojos que hace 20 años, reduciendo así la cantidad de donaciones, ventas y demás ingresos necesarios para poder sobrevivir como organización sin fines lucrativos.

Son solo dos ejemplos de dos grandes revistas, ejemplos que nuestros hijos estudiarán en el futuro.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.