Google lanza OnHub, un nuevo tipo de router

captura-124

Llega la sorpresa del día: Google se ha asociado a TP-LINK para lanzar un router llamado OnHub, una nueva forma de conectarse vía WiFi desde casa.

Pensando en la estética, han creado un dispositivo que no muestra ni cables ni antenas feas, por lo que será posible enseñarlo al mundo como si de una decoración se tratara.

Durante la instalación, OnHub busca y selecciona el mejor canal para la conexión más rápida, ajustándose de forma automática para evitar interferencias y ofrecer siempre el máximo rendimiento, siendo posible incluso dar prioridad a un dispositivo o a otro.

Dispone de una aplicación Android y iOS desde donde podemos gestionar el dispositivo, viendo el ancho de banda que cada aparato usa y comprobando el estado de la red. Incluso es capaz de mostrar la contraseña con un solo click y enviarla a amigos por mensajería o email.

Han trabajado con las últimas actualizaciones de seguridad, y ya están pensando en integrarlo con más y más dispositivos asociándose con diferentes fabricantes (incluyendo ASUS, a finales de este año).

OnHub ya está disponible para ser pedido por 200 dólares en Estados Unidos, vendiéndose en la tienda Google, Amazon y Walmart.com. En pocas semanas llegará también a Canadá.

Podéis obtener más información en on.google.com/hub, donde indican que OnHub tiene 13 antenas para garantizar la máxima conexión posible y 4 gigas para poder actualizar constantemente el software. Aquí tenéis el vídeo de presentación:

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.

1 comentario

  1. Tanto como sin cables… me cuesta creer a pesar que en el video no se ve ninguno.

    No me lo imagino sin al menos un cable para la alimentación y otro para la conexión a la red telefónica, cable, fibra, o lo que sea por donde te llegue la conexión a internet…

    Google son unos genios o abusa en su publicidad… me decanto por lo segundo.