fotokite Phi, un dron que se controla con una especie de correa de perro

captura-90

Lo malo de los drones es que es necesario un “piloto” especialista para dirigirlo. si alguien sin experiencia compra un dron y comienza a moverlo por el jardín, las probabilidades de acabar estampado en la pared o en el suelo son bastante altas.

Eso es lo que quieren solucionar con Fotokite, un dron fabricado con plástico deformable (para que los daños sean menores en los impactos) que no necesita un control a distancia complejo, solo una correa que puede alargarse de forma sencilla.

El modelo para el consumidor, llamado Phi, solo se entregará a principios de 2016. Se venderá por un precio de 349 dólares, y tiene el proyecto en indiegogo previsto para hoy. Permite controlar la posición de la cámara (una goPro, no incluida en el precio) y la grabación, permitiendo que los periodistas no especializados en conducir drones, puedan usarlo de forma sencilla en manifestaciones y eventos en los que un dron puede ayudar mucho.

Al existir una conexión física permanente, evita las caídas y golpes accidentales, siempre con una tableta desde la cual el usuario puede ver en todo momento lo que se está grabando. La correa puede llegar a 8 metros, por lo que la altura es suficiente para evitar obstáculos.

Aunque el modelo Pro ya se usa en agencias de periodismo, es la primera vez que piensan en el usuario general, motivo por el cual está llamando tanto la atención este nuevo Phi.

La principal diferencia entre el Phi y el modelo Pro es que este último tiene un cable de energía que llega hasta el usuario, por lo que puede volar y grabar varias horas sin problemas. El modelo Phi solo permite autonomía de unos 15 minutos, teniendo que volver abajo para recargar de nuevo, según comentan en TC.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.