Otra solicitud para eliminar los datos de 1.103 servidores de Megaupload

logo megaupload

Se acaba la esperanza para los usuarios de Megaupload que perdieron importantes archivos tras el cierre de dicho servicio, por parte del FBI, en enero de 2012:

Carpathia Hosting, la principal compañía de hosting norteamericana que prestaba sus equipos a Megaupload y que vio cómo muchos de sus servidores fueron confiscados por el FBI, ha pasado a manos de otra firma, QTS Data Centers, y esta última ya ha solicitado a una corte federal el poder liberar miles de dólares en hardware recuperando sus servidores tan pronto sea posible, incluso, si es necesario eliminar los datos alojados en ellos.

9.000 dólares estimaba Carpathia Hosting que debían salir diariamente de sus arcas por el hardware confiscado, cifra que se redujo a 5.760 dólares de mantenimiento mensual pues se llevó a cabo el traslado de  servidores a unas instalaciones en Virginia desde donde han venido solo acumulando polvo pues la justicia norteamericana no los ha ocupado para alguna labor de investigación desde el 2012.

megaupload

Luego, QTS, así como la firma europea LeaseWeb que prestaba también su infraestructura a Megaupload y eliminó de un momento a otro petabytes de información de millones de usuarios, datos mantenidos en 690 de sus servidores, no pretende seguir desperdiciando dinero y ha enviado a una corte federal en Virginia una solicitud para hacer algo parecido a LeaseWeb: El poder eliminar los datos de 1.103 de sus servidores para poder disponer de ellos cuanto antes.

Claro, esto ya había sido requerido por Carpathia Hosting hace un par de años pero obtuvo una negativa como respuesta, sin embargo, con QTS podría haber más posibilidades de aceptación por el tiempo transcurrido y por tratarse de otra compañía que ninguna relación mantuvo con Megaupload.

La historia completa es señalada en TorrentFreak donde recogen hasta el testimonio de algunos que aún litigian para evitar tal proceso de borrado.

Una vez más, la esperanza se agota, eso sí, ya más de uno lo tendrá claro: Realizar copias locales y en múltiples servicios online de los archivos más importantes, y pensársela dos veces antes de alojar sus ficheros en un servicio creado o en el que han estado las manos de Kim Dotcom pues con Mega, como contaba hace unos días, prometió el cielo y la tierra –más de un medio, incluyendo éste, habló a fondo de sus características- y resultó ser otro fiasco.

Juan David Quiñónez

Estadístico. Amante de las nuevas tecnologías, la ciencia, el mundo académico y las aplicaciones de las anteriores temáticas en la red. Escribe en wwwhatsnew.com desde finales del 2011.