Ciberseguridad, tipos, casos y un Máster de 600 horas

captura-93

Rara es la semana en la que no leemos algún caso relacionado con la Ciberseguridad en alguna gran empresa. Datos que se filtran, ataques a servidores, robo de información, discos destruidos, móviles que “abren sus puertas al público”… a medida que la tecnología avanza, entregamos más datos en sistemas que, por desgracia, no pueden protegerse completamente de los diferentes ataques que pueden realizarse.

Existe una enorme cantidad de ataques a sistemas informáticos, amenazas que, en general, pueden clasificarse de la siguiente forma:

– De denegación de servicio: Los famosos DDoS, ataques que sobrecargan servidores o redes con el objetivo de impedir que sigan ofreciendo un servicio. Estos ataques pueden ser extremadamente sofisticados, por lo que es prácticamente imposible evitarlos: si millones de diferentes direcciones IP acceden a un mismo servidor, se hace imposible diferenciar a un usuario normal de un ordenador atacando. En este caso se suelen bloquear regiones específicas o grupos sospechosos de direcciones IP, aunque existen sistemas más sofisticados que usan estadística para determinar lo que debe ser bloqueado.
– Man in the middle: La clásica situación en la que el atacante espía una comunicación entre dos partes y falsifica datos para hacerse pasar por una de ellas.
– Ataque de día cero: Donde se buscan agujeros de seguridad de programas específicos o se aprovecha algún problema que ya se ha hecho público.
– Ataque por fuerza bruta: Donde se intenta entrar en un sistema intentando obtener la contraseña probando todas las combinaciones posibles.

Hay más categorías, más grupos y muchos ataques difíciles de clasificar. Ayer mismo vimos como una conocida web de citas entre personas casadas había sido atacada, con 34 millones de datos de usuarios robados (desde nombres a sistemas de pago), aunque aparentemente el robo no tuvo mucho ingrediente tecnológico: alguien de soporte tuvo acceso a los servidores y decidió robar la información.

Crear un sistema seguro no significa crear una maravilla tecnológicamente cerrada, significa crear un flujo de información y una serie de procesos que impidan el acceso no autorizado a datos sensibles, significa entrenar a los trabajadores para entender lo que es seguridad en el mundo de la información digital, y eso es más difícil de lo que parece.

Si queréis profundizar en este tema, podéis acceder al Máster de CiberSeguridad organizado por u-tad.com, un máster de 600 horas que empieza en octubre, donde se explicarán técnicas y tácticas de ciberdefensa, ciberataque y análisis forense de sistemas informáticos. El Máster está diseñado para que puedan cursarlo personas con experiencia previa en programación y desarrollo de software, así como conocimientos de administración de sistemas operativos y administración de redes.

Publipost

Artículo patrocinado, escrito por nuestro equipo usando las informaciones enviadas por nuestros anunciantes.