La verdad que no te explicaron del inicio de sesión de Google

usuario con smartphone

Hace un tiempo que Google Chrome ha actualizado su interfaz para incorporar una nueva y visible pestaña de “inicio de sesión a Chrome” que permite seleccionar el perfil al que va asociado todo lo referente a marcadores, favoritos, historial y demás.

Iniciar sesión en Chrome no es nada novedoso la verdad, pero la inclusión de este icono tan visible y agresivo nos dice que hay ciertos datos e información que están escapando del control de Google y que, con ello, pretenden minimizar para su bien corporativo.

¿No sabéis por dónde voy? Os hago unas preguntas:

¿Creéis que el rebote, CTR, tiempo en página y demás información analítica que todos podemos gestionar desde nuestras cuentas de Google Analytics no lo usa internamente Google? ¿Y los datos demográficos que vemos sobre nuestra edad, sexo e intereses?

Pues bien, aquí viene la reflexión:

¿Qué pasa cuando esa información teóricamente individualizada por estar logados en nuestra sesión de Chrome o Gmail se ve distorsionada por la tendencia a compartir dispositivos sin necesidad de cambiar de sesión?

“Cuando estar logado condiciona los resultados en el SERP de Google, estar correctamente logado resulta clave para Google”

Para que ellos puedan aportar un resultado de mayor calidad y, a la vez (siempre hay una cotrapartida), ofrecer información más precisa a las empresas dentro de sus negocios (Adwords a la cabeza).

Esa es la raíz de la problemática que hoy os quiero explicar a través de este movimiento de Google en la interfaz de su navegador.

LA VERDAD DEL INICIO DE SESIÓN EN CHROME O GMAIL

Cuando navegamos con nuestra cuenta de Google abierta estamos generando un flujo de información individualizada que posteriormente sirve para que el gigante americano se sirva de ella para sus lucrativos servicios online. Son las reglas del juego, y todos las aceptamos.

Ahora bien, la premisa es que navegamos en nuestra cuenta de Google, y que esta cuenta no es transferible por ser de carácter privado. Con Gmail, Google sabe nuestro correo, teléfono, contactos y demás datos. Con Google+ conoce nuestros círculos familiares, profesionales, nuestra edad, el empleo que tenemos, dónde hemos estudiado y toda la información que le queráis dar. Usando el buscador de Google y la interacción con anuncios de Adwords sabe qué nos interesa, qué compramos, qué consultamos, qué nos preocupa… y si no tenemos perfil de G+ entonces empieza a crearnos un perfil demográfico de nuestra edad, sexo e intereses en base a ello.

Toda esta información individualizada se basa en la premisa que nuestras sesiones son únicas, y que no rastrea ya los hábitos a nivel navegador o IP, sino a nivel persona gracias a este seguimiento transversal entre multidispositivo. Porque estamos logados en el ordenador de casa, del trabajo, en el móvil y en la Tablet.

“Google conoce a la perfección dónde estás en cada momento y quién eres”

¿QUÉ OCURRE SI COMPARTIMOS SESIÓN CON OTRA PERSONA?

Por poner un ejemplo algo radical y extremista entre los intereses de un hombre y una mujer, Google verá que Anna ha dejado de buscar viajes a Londres, bolsos y zapatos para intercalar estas búsquedas e intereses por noticias deportivas, tecnológicas y de videojuegos constantemente. ¡Mal asunto!

“Sin un refinamiento de esta información, la base de datos de Google estará constantemente distorsionada y sesgada por el efecto de compartir”

Si no tenemos que iniciar sesión activamente, tendemos a la comodidad de compartir dispositivos sin necesidad de cambiar de sesión. Lo más acusado podría ser el email personal, pero teniendo nuestro teléfono vinculado a éste ya no hay necesidad de mirar el correo constantemente desde el navegador.

¿Qué vamos viendo?

Que lo que publicitariamente nos vende Google que es un cambio orientado a que podamos gestionar nuestros propios marcadores y favoritos (entre otras funcionalidades) se ha convertido en una necesidad por reencauzar el flujo de información a nivel personal que mueve a cada instante Google.

¿QUÉ PREOCUPA REALMENTE A GOOGLE?

Sin lugar a dudas, lo que durante un periodo fue una fuente de información individualizada precisa y confiable, con el tiempo se está convirtiendo en un arma de doble filo.

¿Cuántos de vosotros no compartís la Tablet o el móvil con vuestra pareja o amigos? ¿Y el ordenador en un centro público o el trabajo?

Esta tendencia se da sobre todo por el auge de los dispositivos móviles. Como ya he comentado, estar logado durante la navegación en vuestra cuenta de Gmail es algo constante e inconsciente, y cuando usamos un mismo navegador entre varias personas hace que la información de rastreo, costumbres e intereses se corrompa.

“Al navegar logados con el Gmail de otra persona destrozamos la analítica invidualizada por parte de Google sobre nuestros datos demográficos, intereses y navegación”

OTRO CASO: ¿RECORDÁIS LA POLÉMICA DEL “NOT PROVIDED”?

Teóricamente, por materia de privacidad en su día los informes de Google Analytics empezaron a verse repletos de consultas “not provided” procedentes del SEO. Lo que antes era un informe completo de los términos de consulta de búsqueda por los que entraban los usuarios a la web se había convertido en un océano de “not provided” que inundó las redes con gritos de auténtico pánico entre los SEO, los analistas web y otros tantos profesionales del marketing o directivos que tomaban esa información como una referencia valiosa del tipo de cliente que mayor rendimiento ofrecía y de cómo conseguían posicionarse ante ellos.

Con el tiempo, este tipo de información la hemos podido reconvertir y consultar (con mayores limitaciones, eso sí), a través de Google Webmaster Tools. El pasado siempre se recuerda con mayor cariño del que realmente fue, pero en este caso cabe decir que el pasado era mucho mejor.

De nuevo, la contrapartida de toda esta jugada era que para tener una información mucho más detallada de este tipo de consultas por las que nos entran los visitantes, y de la información referente al engagement o conversión detallada, debíamos acudir a Adwords irremediablemente. Entonces, con qué os quedáis: ¿privacidad o negocio?

Para finalizar, me gustaría remarcar que este no es un artículo crítico con Google. Sería muy hipócrita si redactara artículos de opinión que criticaran la empresa que ha creado las herramientas que utilizo constantemente en mi día a día laboral y personal. Pero ya que solo nos explican los detalles de sus actualizaciones en la letra pequeña que nadie se lee, he creído conveniente recuperar algunas premisas que, si bien no van a afectar nuestro uso de la interfaz y servicios de Google, nunca está de más poner sobre la mesa para conocimiento y reflexión de todos.

Google nos ha cambiado la vida, lo que sí hay que entender es que detrás de cada movimiento hay una razón que se justifica a través del usuario, pero con un trasfondo de negocio. A fin de cuentas Google es una empresa que debe velar por maximizar sus beneficios, y hoy en día la información segmentada y precisa, prácticamente individualizada, es el mayor tesoro que toda empresa puede ambicionar.

Imagen: shutterstock.com

Autor (@rogerllj), analista web, SEO y especialista en content & inbound marketing

Roger Llorens

@rogerllj - analista web, SEO y especialista en content & inbound marketing

14 comentarios

  1. Muy buena reflexión Roger!

    Nunca está de más, como tú bien dices, tener presente la verdadera cara y causa de algunos no tan inocentes “botoncitos”. Se nos seguirá escapando de las manos casi todo lo que compartimos pero al menos, que sea con conocimiento y que nos parezca “consentido”..

    Por cierto, que una vez iniciada sesión en Chrome con el primer perfil, ya no hay vuelta atrás. Se han asegurado muy bien de hacer desaparecer por completo el perfil default que veníamos compartiendo hasta ahora entre varios usuarios, por lo que si a alguien se le ocurre eliminar el recién creado usuario, se quedará también sin todos los marcadores y demás datos de navegación que tenía almacenados.

    Comparto.. :)

  2. Desde mi perspectiva de agencia de marketing esto esta muy bien por que nos sirve para cada ves mejorar las campañas de marketing, pero como persona en ocasiones es preocupante que tantos de uno están por ahí y hasta donde va a llegar la recolección de información y que pros y contras, más contras puede generar esto en nuestro futuro.

  3. Buena explicación. Gracias

  4. Pedro

    Yo creo que todas las empresas se aprovechan de la información para sus intereses comerciales. Lo digo porque me resultó curioso que tras buscar en Google información sobre una linterna y una grapadora específica no paran de saltarme anuncios con esos productos en Facebook, que en principio es la competencia de Google. Pues bien, ambas se aprovechan, lo más seguro que por las cookies, de lo que vamos haciendo con nuestros perfiles y nos mandan publicidad a la carta porque saben lo que hacemos. Esto me parece un poco agresivo y consentido por los gobiernos porque llegan a ser espías de lo que hacemos, esa es la realidad consentida.

  5. Andres

    Que artículo tan vacío y tan paranoico para llamar la atención, sobre todo viniendo de alguien que utiliza google analytics para analizar el comportamiento de quienes visitamos esta página.

    1. Todas las empresas en Internet utilizan nuestros datos, y si no lo hace lícitamente, lo harán ilícitamente, como los espías y troyanos.
    2. En segundo lugar esa información sirve para mirar tendencias de comportamiento, no analizar personas, porque se requerirían millones de analistas web, mirando el comportamiento de millones de usuario en el mundo, y ni siquiera google tiene ese dinero.
    3. Prefiero que usen esas tendencias para modificar resultados, porque por ejemplo, google me muestra de primero los resultados en base a páginas que me gustan, por ejemplo sigo esta página desde hace tiempo, y cuando busco algo, siempre me muestra de primero esta página o si no su versión de google plus.

  6. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios y todos aquellos que me habéis ido dando vuestra opinión por twitter o google +

    @Ana Gracias por tu aportación y tu experiencia personal, la verdad que enriquece mucho el artículo. Pero bueno, por quitar un poco de hierro al asunto, al final sabemos todos lo que hacemos y aceptamos las reglas de juego tal y como digo en el artículo. Muchas gracias por tu comentario, te espero en el siguiente artículo! :)

    @Ricardo Sin duda, soy el primero en utilizar toda esta información que recoge Google para mis fines profesionales. Al final no deja de ser un gran volumen de información que, sin un tratamiento y análisis adecuado, queda vacía para cualquier empresa. Desde nuestra óptica de marketeros siempre tenemos la doble visión agencia/usuario para entender qué pros y contras tiene. Mi única duda es si toda este entorno evoluciona más rápido de lo que se puede gestionar a nivel legal, pues en esta materia siempre se va unos pasos por detrás. Sería otra interesante reflexión…
    Muchas gracias por el comentario y te espero de nuevo por aquí! :)

    @Ceron muchas gracias a ti también por leer el artículo y dejar tu comentario, siempre se agradecen estos gestos :)

    @Pedro Das la clave del fabuloso mundo del remarketing. No es negativo para nada, y te digo que pese a ser Facebook y Google plataformas independientes, hay empresas de publicidad que permiten publicar anuncios en ambas para campañas simultáneamente. Al final tanto Facebook como Google quieren que haya publicidad y monetizar sus usuarios. Sin duda es una especie de realidad consentida, aunque como dices siempre parece que consintamos más de lo que querríamos, ¿no crees?

    @Andres Si una cosa no quería ser con el artículo era vacío precisamente, ya que he tratado de dar mi opinión en todo momento y dar a conocer algunos detalles que muchas personas no saben. Sin ir más lejos, en algunas empresas donde he trabajado o clientes que he tenido se sorprenden de la cantidad de datos demográficos que puede tomar Google de sus usuarios. Un clásico es decirme: “¿Cómo sabe Google que mis visitantes son hombres o mujeres? ¿Y la edad que tienen?”. Como decía en el artículo, no pretendía ser una crítica a Google, ¡faltaría más! Como bien dices, vivo gracias a sus herramientas como Analytics o Adwords, y estoy enamorado de muchas de sus iniciativas, opciones y plataformas. Aun así, creía conveniente explicar aprovechando la excusa del cambio de interfaz de Chrome, el por qué de este nuevo rediseño y toda la información y dinero que se mueve tras el simple hecho de compartir sesión entre personas.

    Sobre los puntos que enumeras en tu comentario, estoy de acuerdo contigo en todo así que poco más puedo añadir, y en ningún caso la razón de mi artículo era criticar nada de ello. Espero tu opinión en mis próximos (o antiguos) artículos Andrés, más que nadie, y si quieres seguir comentando este apasionante tema te invito a que me añadas a Twitter (@rogerllj) o G+ (+RogerLlorens) para que podamos profundizar en ello.

    Muchas gracias a tod@s y espero seguir recibiendo vuestro feedback por aquí o en las redes.
    Que paséis un feliz día,
    Roger.

  7. Isaac Palacio

    Eso de que la gente comparte alegremente su sesión de Google, muy cierto no es, yo mismo, cierro antes mi sesión de Google, cuando alguien me pide el móvil para consultar algo y lo mismo en el equipo de sobremesa…

  8. Gracias por tu aportación @Isaac, un placer que te hayas leído el artículo y decidido a escribir.
    Es muy cierto lo que comentas que no todo el mundo comparte libremente su sesión, no quería dar a entender que fuera algo generalizado. Yo me incluyo entre ellos sin ir más lejos! ;)

    Lo que sí es que, por otra parte, hay una parte creciente de la población que no hace ese paso previo de cerrar su sesión, en la mayoría de ocasiones por comodidad o confianza con la persona con quien comparten dispositivo, y que lleva a esta mezcla de datos que detalles como el del nuevo icono de chrome quieren tratar de suavizar.

    Un placer tenerte de lector Isaac y me tienes disponible en las redes sociales si quieres seguir ampliando este debate o futuros artículos.

    Un saludo y feliz día!
    Roger.

  9. Muy interesante el articulo, para cualquiera de nosotros que se dedique al marketing online sabe lo importante que es recaudar la mayor cantidad de información posible y como bien lo comentas Google siempre ha estado a la búsqueda de esta. Importante de cada usuario tome consciencia sobre como debe proteger su información con su sesión de usuario.

    Un saludo

  10. Muchas gracias también por tu comentario por aquí Cesar! Entre linkedin, twitter y google+ que mantenemos una constante conversación multicanal de lo más interesante.

    Siempre es un gusto y un placer tener lectores como tú, y todavía más agradecido por haber dedicado un tiempo a compartir tu opinión. Dedicándonos los dos al marketing online era fácil coincidir y reincidir en la importancia de los datos, son la base de la toma de decisiones en nuestro día a día! :)

    Un abrazo Cesar y seguimos en contacto!
    Pasa un feliz día,
    Roger.

  11. victor

    que gran perdida de tiempo leer este articulo…

  12. @Víctor, ante todo agradecerte que hayas dedicado tu tiempo a leerte el artículo y expresar tu opinión. Siento que no se haya adecuado al tipo de contenido que esperabas. Es por ello que te invito a que me contactes vía redes sociales o me envíes directamente un email (lo tienes en mis perfiles sociales, G+ por ejemplo) y pueda ayudarte en materia de marketing online en cualquier de tus proyectos personales o profesionales, o cuanto menos referenciarte algún artículo que sea de tu máximo interés! :)

    Gracias por leer el artículo y te espero igualmente en los próximos!
    Pasa un buen día!
    Roger.

  13. Muy buen post, a veces da miedo, estamos hiperconectados. Muchas gracias! Encantada de formar parte del curso SEO en el que colaboras. un saludo!

  14. Un placer Patricia que te haya resultado interesante el post, y todavía más si próximamente vas a ser alumna del curso en el que colaboro, nos vemos allí entonces! ;)

    Feliz día!
    Roger.