La desconfianza de la compra online en España

En gran parte del mundo, las compras online forman parte de la vida diaria de millones de personas. Es que suponen, en muchos casos, un ahorro considerable para los consumidores frente a comprar en la tienda física.

Sin embargo, pese a estar completamente instaurado en muchos lugares, en España todavía existen reticencias a la compra online y es que solamente un 44% de internautas españoles compraron online durante todo el 2013 comparado con el 62% de Americanos que compraron cada mes algo por internet en el mismo año.

Pero ¿Por qué en España no funciona de la misma manera?

Las principales razones son:

1. La desconfianza que genera la compra online. En una encuesta reciente, un 58,4% de españoles no se fiaban del proceso de compra online.

2. Las formas de pago: el hecho de tener que meter los datos bancarios hace que muchos de los compradores de echen atrás en sus compras. En la misma encuesta el 51% desconfiaban de las formas de pago y un 67% de usuarios decían que no quieren dar sus datos personales a través de internet. El gran incremento de intentos de fraude a través de email de tipo phishing, donde te llega un email que parece ser de tu banco pidiéndote datos personales, pero realmente es fraudulento, ha creado aún más desconfianza entre los usuarios internet.

3. La gran mayoría de los usuarios sigue queriendo probar los productos personalmente, en concreto un 69% de los consumidores prefieren la compra offline, a tener que arriesgarse a devolver un producto porque no es lo que esperaban o no han acertado en la talla.

4. La protección de los datos de carácter personal. A pesar de que las tiendas online españolas están sometidas a la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales (LOPD) y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI), la mayoría de españoles no conocen bien estas leyes y siguen pensando que puede haber filtración de sus datos personales si se arriesgan a comprar online.

5. La posibilidad de estafa. Tienen miedo de no recibir lo que han pagado y que la tienda online no les conteste. A pesar de existir varios métodos online simples para comprobar la fiabilidad de una tienda, a los españoles les cuesta confiar.

6. El no poder usar el producto inmediatamente. La mayoría de consumidores españoles quieren pagar un producto y poder empezar a usarlo inmediatamente. Comprando online, un consumidor no sabe realmente cuando tardará en recibir el y también puede ser difícil que haya alguien para recibir el paquete durante horas laborales.

Cambio en el mercado del comercio electrónico

La buena noticia, es que a pesar de estas cifras, el comercio electrónico no deja de aumentar y en España seguirá creciendo a lo largo de 2014, en concreto un 13,4%, y con una facturación cercana a los 12.383 millones de euros. España se coloca así como el cuarto país de Europa que más compras realiza online.

Esto es probablemente debido a que las nuevas generaciones “vienen con un dispositivo móvil bajo el brazo”. Los más jóvenes se acostumbran cada vez más rápido y más fácilmente a las nuevas tecnologías y confían más en ellas ya que es lo que han vivido durante toda su infancia y juventud. Aprenden antes, les gusta comparar y no quedarse con la primera impresión y sacar la mejor oferta del mercado para el producto que quieren adquirir.

Esto no significa que los compradores online no sean precavidos, ya que el 43,7% de los internautas compradores tienen en cuenta que la tienda esté adherida a un sello de calidad o código de confianza, eliminando de este modo la desconfianza a la hora de realizar transacciones online como uno de los principales frenos del comercio electrónico. Además, solo el 7,7% de compradores online declara haber tenido algún tipo de problema relacionado con las compras por Internet.

Ventajas de comprar online

La ventaja más importante de comprar online es que generalmente los precios son bastante más baratos por internet, ya que las tiendas online no tienen que pagar costes de local, pueden tener los almacenes fuera de las ciudades grandes, no necesitan tanto personal para tratar con el cliente y muchas veces trabajan volúmenes de pedidos más grandes que las tiendas físicas, permitiéndoles aprovechar economías de escala.

Ahora una mayoría de tiendas online ofrecen devolución y gastos de envío gratis, permitiéndote probar un producto.

Además existen tiendas que para promover el uso de su plataforma online, ofrecen descuentos y ofertas exclusivas solo en sus puntos de venta online. Ejemplos de esto pueden ser: Yves Rocher, Sony, La redoute, Asos, Adidas, etc.

Otra ventaja es el auge de las páginas web de cupones de descuento, que nos ofrecen un amplio abanico de promociones y códigos descuento para utilizar en infinidad de tiendas.

Resumiendo:

– El precio (65,2%)
– La comodidad (58,6%) de estar en casa, evitar largas colas y
– El ahorro de tiempo (39,3%) son las principales razones de la compra online.

Y no olvidemos que la compra online permite comprar con una privacidad que la compra física no ofrece.
Por todo esto, sin duda, yo recomendaría perder el miedo y “lanzarnos” a las compras online.

Fuentes
1. Estudio eCommerce IAB Spain.
2. Guía del comercio electrónico.
3. Estudio anual sobre el comercio electrónico B2C del ONTSI.
Imagen: shutterstock.com
 

Sobre Alex Sepulveda – Alex Sepulveda es el fundador y director de MasCupon.es, una página dedicada a agregar los mejores descuentos y ofertas online del mercado español.

Sus pasiones son: el ahorro online, las startups y el emprendimiento. Contribuye artículos sobre el ahorro digital en la revista digital de smart shopping MasMagazine. Contacta con el vía Twitter: @alexsepuu, para hablar de cualquier cosa.

Invitado