Square lanza su servicio de reservas de citas para servicios profesionales

Square Appointments

Square va camino de convertirse en una suite de servicios empresariales que va más allá de los servicios de pagos móviles, siendo el último movimiento en este sentido el lanzamiento de Square Appointments, enfocado sobre todo en aquellos sectores profesionales en el que los clientes tienen que pedir cita para recibir sus servicios, siendo las peluquerías o las consultas médicas algunos ejemplos de ello.

Los profesionales pueden añadir el widget de este servicio bien dentro de sus propios espacios web, o si carecen de ello, también dentro de las firmas de sus mensajes de correo electrónico, lo que permitirá a sus clientes reservar citas en horas y fechas concretas, reservas de citas que se sincronizarán con sus propios calendarios, de manera que los profesionales no tendrán que acudir a su panel de gestión para añadir las citas establecidas por sus clientes. En caso de que no dispongan de otros servicios de Square, no hay problema, Square Appointments se ofrece como producto independiente.

Hay que hacer una aclaración al respecto, y es que Square Appointments es un sitio de reserva de citas para servicios profesionales, que no hay que confundir con los servicios de reservas como OpenTable.

Square Appointments está disponible para empresas de un sólo trabajador por 30 dólares al mes, por 50 dólares al mes para empresas de entre dos a cinco empleados, y 90 dólares al mes para un número ilimitado de personas en la misma empresa. Cuenta además con 30 días de pruebas.

Fco. José Hidalgo

Conocido como Cyberfrancis, es entusiasta de los medios audiovisuales, de la creación gráfica y de internet en general.Desempeñó labores de moderación de la comunidad Distrito Internautas durante 3 años, escribió para WSL durante 4 años y actualmente colabora en Wwwhat´s New. Además, compagina su colaboración con la inclusión de los temas de social media.

1 comentario

  1. Está claro que el futuro de los medios de pago no está en el pago, sino en el valor añadido. Algo que no le viene nada bien a los bancos.
    En el próximo año veremos muchos movimientos.