La mayoria de la información recogida por la NSA pertenece a usuarios normales de Internet

Hoy sumamos una noticia un tanto controvertida a la ya larga lista de polémicas relacionadas con la NSA, la Agencia de Seguridad Nacional del Gobierno de los Estados Unidos. La polémica más reciente surge tras conocer que, al parecer, la amplia mayoría de la información que la NSA recoge a diario pertenece a usuarios normales y corrientes de Internet.

Al menos esto es lo que asegura una investigación llevada a cabo por el Washington Post durante cuatro meses durante los cuales se han estado analizando documentos filtrados por Edward Snowden. Este prestigioso periódico ha examinado una gran cantidad de información en la que se pone de manifiesto que nueve de diez personas vigiladas por la NSA no eran en principio usuarios a los que hubiese que vigilar, pero aun así fueron incluidos en programas de espionaje. El resultado es que una enorme cantidad de correos electrónicos privados fueron interceptados, con contenido tan íntimo como conversaciones entre parejas y montones de fotografías en las que incluso aparecen menores de edad. Además, en los aproximadamente 160.000 emails que el Washington Post ha revisado, se ha descubierto que la mitad pertenecían a ciudadanos de los Estados Unidos, una cifra de ciudadanos americanos espiados bastante más elevada de lo que la NSA ha admitido siempre.

Sin duda, los asuntos relacionados con la NSA y el espionaje de ciudadanos normales y corrientes parece no llegar a su fin.

Imagen: Bob Mical de Flickr.

Sergio Asenjo

Madrileño de nacimiento y actualmente residente en Valencia, se ha considerado desde siempre un apasionado por todo lo relacionado con las nuevas tecnologías e Internet desde que a corta edad llegase a sus manos su primer ordenador. A partir de ese momento ha sentido la necesidad de probar en profundidad cada gadget nuevo que salía al mercado. Por ello, le gusta estar constantemente informado acerca de todo lo que ocurre en este mundo y de ahora en adelante lo compartirá en WWWhat’s new.