Científicos descubren los restos de un asteroide que podría explicar el origen de la vida

Recientemente, un grupo de investigadores de Suecia ha descubierto un meteorito en una cantera ubicada en Estocolmo. La importancia de este descubrimiento recae en que, al parecer, podría ser capaz de explicar el origen de la vida en nuestro planeta, que los científicos siempre han atribuido a una intensa lluvia de meteoritos que tuvo lugar hace aproximadamente 500 millones de años.

Como comentábamos, el descubrimiento de este meteorito tuvo lugar en una cantera al oeste de Estocolmo, algo que no resulta especialmente sorprendente ya que en este lugar se han encontrado más de cien restos de meteoritos a lo largo de los últimos veinte años. Todos ellos son de la variedad condrita, un tipo de meteorito no metálico que empezó a caer en la Tierra hace unos 470 millones de años cuando un pequeño asteroide chocó contra otro de esta variedad, pero de dimensiones mucho mayores, lo cual provocó la intensa lluvia de meteoritos que pudo haber sido la responsable de la vida en la Tierra. A pesar de ello, este hecho siempre ha estado rodeado de incógnitas, y es que nunca se han tenido datos del asteroide más pequeño que originó el golpe. Es aquí donde entra en escena el descubrimiento que acaban de realizar en Suecia, y es que se piensa que el meteorito encontrado podría ser un fragmento de este asteroide. La razón es que, tras realizar los análisis pertinentes, se ha descubierto que su composición es completamente distinta a las condritas, el tipo de meteorito que supone la inmensa mayoría de los encontrados en nuestro planeta. Por este motivo, y teniendo en cuenta la edad del meteorito, se sabe que llegó a la Tierra en la época en la que comenzaron estas intensas lluvias, por lo que se piensa que podría tratarse del asteroide que provocó el choque. De ser así, una vez analizada y estudiada su composición, sería posible responder una enorme cantidad de preguntas acerca del origen de la vida.

A pesar de que los científicos tienen argumentos necesarios para creer que se trata del asteroide causante del choque, por ahora este hallazgo está pendiente de confirmación, motivo por el cual por el momento se conoce al meteorito como “objeto misterioso”. Aunque por el momento no haya sido bautizado, se está barajando la posibilidad de llamarle Österplana, en honor a una iglesia cercana al lugar donde se encontró.

Imagen: ozracing99 de Flickr.

Sergio Asenjo

Madrileño de nacimiento y actualmente residente en Valencia, se ha considerado desde siempre un apasionado por todo lo relacionado con las nuevas tecnologías e Internet desde que a corta edad llegase a sus manos su primer ordenador. A partir de ese momento ha sentido la necesidad de probar en profundidad cada gadget nuevo que salía al mercado. Por ello, le gusta estar constantemente informado acerca de todo lo que ocurre en este mundo y de ahora en adelante lo compartirá en WWWhat’s new.